La partidas educativas se llevarán el 63% del presupuesto de Plan para la Inmigración, 797 millones de euros

Actualizado 05/07/2015 2:07:40 CET

SEVILLA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las partidas educativas recibirán 797 millones de euros del presupuesto del III Plan para la Inmigración que aprobó el Consejo de Gobierno el pasado día 2 de septiembre y que suponen el 63 por ciento del total de 1.257 millones de euros previstos hasta 2016.

Así lo ha explicado el consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, que ha especificado que las medidas educativas se centrarán en la enseñanza del español en aulas de adaptación lingüística y el mantenimiento de las culturas de origen a través de actividades extraescolares, siempre ejerciendo los valores esenciales como el respeto a la diversidad, la tolerancia, la solidaridad y la participación.

El consejero ha recordado que, actualmente, más de 90.000 alumnos extranjeros están matriculados en los centros educativos no universitarios de Andalucía (el 86 por ciento en colegios e institutos públicos).

En lo que se refiere a otras áreas, en lo sociosanitario, se pone el énfasis en garantizar la atención a toda la población inmigrante; mientras que en el ámbito sociolaboral, especialmente en el desarrollo de servicios de asesoramiento y asistencia en materia de empleo; y en la vivienda se prestará especial atención a los colectivos con dificultades para el acceso y a trabajadores temporales desplazados de sus residencias habituales.

De Llera ha dicho que, en conjunto, es "difícil" establecer un presupuesto total pero que se estima en esos 1.257 millones de euros que, en cualquier caso, no son cantidades aportadas "ahora" sino que ya están integradas en las distintas partidas presupuestarias.

Durante su comparecencia en el Parlamento, el consejero ha repasado los objetivos y principales aspectos de un plan que "da coherencia y continuidad a los dos anteriores y persigue una igualdad real y el intercambio cultural entre los diferentes colectivos". "Es una apuesta para mejorar integración social de los colectivos y así, propiciar una imagen real, abierta y plural de la región", ha señalado.

De Llera ha indicado que el mismo se basa en la idea de que los movimientos migratorios "no son coyunturales sino algo estructural", por lo que se hace necesario "buscar mecanismos adecuados para conseguir vivir juntos en paz y que la diversidad cultural enriquezca a Andalucía".

El nuevo plan, en el que participarán todos los departamentos del Gobierno andaluz, establece 172 medidas agrupadas en once áreas: socioeducativa; sociolaboral; sociosanitaria; inclusión y bienestar social; equipamiento, vivienda y alojamiento; cultura, ocio y participación; atención jurídica; formación; investigación; sensibilización social, y cooperación internacional.

Además, tiene tres ejes transversales, la perspectiva de género, la juventud y el territorio, destacando la primera al tener la desigualdad de género, la trata de seres humanos y la violencia de género especial incidencia en el colectivo inmigrante.

CERCANÍA DE LAS MUNICIPALES

En el turno de portavoces, la 'popular' Concepción Sacramento ha reflexionado sobre la coincidencia y cercanía de la presentación del plan con las elecciones municipales y ha acusado al PSOE, especialmente a los antecesores de De Llera en diferentes consejerías, de usar "la demagogia y la manipulación con los más desfavorecidos".

Además, Sacramento ha reprochado al Gobierno que haya quitado más 800.000 euros a ayuntamientos y organizaciones, algunas católicas, que trabajan sin ánimo de lucro en favor de los colectivos de inmigrantes. "Se lleva mejor con algunos sindicatos que luchan mas por sus propios derechos que por los de los trabajadores", ha reprochado. Al respecto, el consejero ha negado que la Junta quite "esfuerzos" a la inmigración o que las medidas se anuncien "de cara a las elecciones".

PSOE: "NO SOMOS LO MISMO QUE LA DERECHA"

El portavoz socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis ha centrado su intervención en contraponer las diferentes actuaciones del Gobierno andaluz y del central sobre las políticas de inmigración y ha dicho que "la derecha, con una mano nos ahoga y con otra nos pide". "No somos lo mismo los socialistas que la política desalmada de la derecha", ha resumido.

Además, ha saludado que el plan andaluz se base en cuatro pilares, el acceso a la asistencia sanitaria independientemente de su situación fiscal o legal, a la educación, los programas de atención a la juventud y la infancia y la perspectiva de género.

La diputada y portavoz adjunta de IU en el Parlamento, Alba Doblas, ha dado la bienvenida al plan y su transversalidad en cuestiones de género que, según ha dicho, suponen un paso "importante" en las aspiraciones de su partido a que la migración sea abordada desde las políticas sociales y de igualdad y no como un "problema de justicia" atajado desde la "política represiva del Ministerio del Interior.

"Desenfoca la gestión laboral y de gestión de fronteras y pasa a considerar al migrante como persona, que es una visión esencial", ha ensalzado Doblas que, tras desaprobar la política migratoria del Gobierno central o lamentar que el plan andaluz sea demasiado pacato en lo referente a la trata de personas, ha confiado en que sirva para "cambiar la realidad de la inmigración andaluza", la de "los jornaleros o los trabajadores del hogar y los servicios, para los que pueblan los índices de la marginalidad", ha puntualizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies