Patronal niega relación entre no renovar al profesor de Sanlúcar y su homosexualidad, que dio a conocer hace años

Publicado 22/01/2014 15:41:52CET

SEVILLA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La patronal Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) ha reaccionado al caso de un profesor que ha denunciado públicamente la no renovación en su puesto de trabajo en el colegio concertado de los Calasancios 'Hijas de la Divina Pastora' de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) por motivo, supuestamente, de su homosexualidad, señalando que este docente dio a conocer su condición sexual hace tres años y que, por tanto, no existe relación directa entre este hecho y su actual situación laboral.

"No ha habido ninguna discriminación: si esto fuese así, la decisión se habría tomado con anterioridad", ha indicado a Europa Press el secretario general de ECA, Carlos Ruiz, que asimismo ha recalcado que a este profesor no se le ha despedido, siendo su situación la de cobertura contractual de una prejubilación con una finalización inicialmente prefijada.

Así, al terminar su etapa, la titularidad del centro "elige a la persona que cree más conveniente, dentro de una convocatoria en la que, igual que puede entrar él, entran otros", ha explicado Ruiz, que también ha recordado que el claustro de profesores y de personal de administración y servicios (PAS) ha emitido una circular en la que se desmarca de la situación asegurando que no apoya las medidas llevadas a cabo por el docente.

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, de su lado, ya ha confirmado la apertura de una actuación de oficio. El consejero titular del ramo, Luciano Alonso, ha recordado al respecto que la administración autonómica interviene siempre que se produce un caso de estas características a través de la Inspección Educativa, que ya redacta un informe.

"Lógicamente, aún no tenemos elementos para valorar cuáles pueden ser las causas", ha especificado Alonso, que ha añadido que "sí sabemos externamente que el colegio dice que no son ésos los motivos". Para el consejero, sería "triste" que ése fuera el desencadenante fundamental de lo sucedido, aseverando que "los que nos dedicamos a la educación debemos ser extraordinariamente respetuosos".

Y es que, ha continuado, "valoramos una sociedad tolerante, abierta y libre", por lo que Alonso ha afirmado no querer "pensar que ése sea el motivo". En cualquier caso, finaliza, "estamos actuando, como en cualquier otro centro, a través de la Inspección".