'La Perla' pide un informe de telefonía para demostrar que no participó en el tiroteo mortal

 

'La Perla' pide un informe de telefonía para demostrar que no participó en el tiroteo mortal

Actualizado 07/07/2015 22:21:53 CET

SEVILLA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

La matriarca del clan de los 'Perla', María del Carmen B.H., que se encuentra en prisión por el tiroteo ocurrido en agosto de 2013 en el Polígono Sur, en Sevilla capital, en el que falleció una niña de siete años de edad, ha solicitado a la juez la realización de un informe que certifique el posicionamiento de su teléfono móvil a fin de demostrar que en el momento de los hechos se encontraba en su casa junto a otras personas.

En declaraciones a Europa Press, la abogada de 'la Perla', María Dolores Torres Caballero, ha lamentado el "trato desigual" que está recibiendo su defendida al permanecer en prisión mientras otros procesados a los que la juez imputa los mismos delitos se encuentran en situación de libertad, "lo cual supone un verdadero agravio comparativo que no tiene justificación jurídica alguna".

Al hilo de ello, la letrada ha insistido en que durante diez meses de instrucción del sumario "jamás se le ha imputado ningún delito de homicidio", e incluso "no se acordó su ingreso en prisión por haber tenido participación alguna en el delito de homicidio, sino por un delito contra la salud pública y por un delito de amenazas referido a unos hechos ocurrido meses antes".

De manera "inexplicable y sorprendente", según ha indicado la abogada de 'la Perla', no fue hasta el reciente auto de procesamiento cuando la juez le imputó "por primera vez" el delito de homicidio, "si bien se le procesa no por llevar armas, ni disparar, sino por estar presuntamente presente en el lugar de los hechos de acuerdo con los autores de los disparos".

Sin embargo, "otros procesados" que, según dicho auto, "estaban en el lugar de los hechos con armas y realizando disparos, se encuentran en libertad", todo ello a pesar de que "se les ha procesado por los mismos delitos, es decir, delito de homicidio y delito contra la salud pública", añadiendo que recientemente la juez ha dejado en libertad a otros dos imputados.

IMPUTACIÓN "SORPRESIVA"

La abogada ha precisado que, a uno de estos dos imputados, "se le imputaba desde el inicio del procedimiento y, se le ha procesado recientemente, por el mismo delito contra la salud pública" por el que su defendida entró en prisión, de tal manera que "casi todos los imputados a los que se les ha procesado por el delito de homicidio y el delito contra la salud pública se encuentran en libertad".

Ante esta imputación "sorpresiva", la abogada de 'la Perla' se ha visto obligada a solicitar nuevas pruebas para demostrar que su defendida "no se encontraba en el lugar de los hechos cuando ocurrieron los disparos, sino en su casa".

Por ello, ha solicitado que declaren como testigos las personas que se encontraban con ella en su vivienda cuando ocurrieron los hechos y, en segundo lugar, que una compañía telefónica certifique el posicionamiento de su móvil y las llamadas entrantes y salientes antes de ocurrir los hechos, en el momento en que estos suceden y posteriormente a los hechos.

Esto último "con el fin de demostrar con el posicionamiento de su móvil que es totalmente cierto lo que ella ha declarado de que se encontraba en su domicilio cuando sucedieron los disparos y que no es correcto lo que se hace constar en el auto de procesamiento", ha explicado la letrada.

Hay que recordar que la juez procesó a un total de 14 personas por el tiroteo donde murió la menor por delitos de homicidio, contra la salud pública, encubrimiento y tenencia ilícita de armas. De los 14 imputados, únicamente permanecen en prisión 'la Perla', su marido y un hijo.

LOS HECHOS

Según la juez, los hechos tuvieron lugar sobre las 00,00 horas del 21 de agosto de 2013, cuando la familia de María del Carmen B.H. y su marido Antonio G.G. supo que Rafael G.J., alias 'Faito' y con quien "habían tenido conflictos con anterioridad derivados del tráfico" de drogas, se encontraba en la barriada de las Tres Mil Viviendas.

"Con ánimo de acabar con su vida y aceptando la posibilidad de poder acabar con la vida de alguno de los restantes moradores de la vivienda", se dirigieron en compañía de otros ocho familiares a las inmediaciones de la referida vivienda, ubicada en la calle Orfebre Cayetano González, portando todos ellos armas de fuego "y otros elementos para amedrentar" como varas o cadenas.

Una vez allí, y mientras María del Carmen B.H. gritaba 'matad al Faito', su marido y su hijo comenzaron a disparar hacia la vivienda con una pistola 'Glock' y una escopeta 'Fabarm', respectivamente, provocando el fallecimiento de la menor e hiriendo a sus padres, tras lo que se marcharon del lugar.

Según el informe pericial, en la zona del Bajo A impactaron nueve balas disparadas por una pistola, mientras que en la zona del Bajo B "impactó la carga de proyección de dos cartuchos de caza, una bala y nueve postas disparadas con escopeta".

Así, la familia decidió huir de la barriada y se dirigió a Mijas (Málaga), donde la Policía, además de detener a los sospechosos, intervino el 23 de agosto 510.439 euros, ocho kilogramos de joyas, la pistola 'Glock' utilizada en el tiroteo, una segunda pistola, dos cargadores, 206 cartuchos y 87,14 gramos de hachís, "droga dispuesta para su venta y joyas y dinero procedentes del tráfico de sustancias estupefacientes".

Asimismo, y en el domicilio de la matriarca del clan de los 'Perla', la Policía halló 355 gramos de cocaína.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies