La plantilla municipal de Huévar del Aljarafe (Sevilla) se reúne con grupos de la Diputación y valoran un plan especial

Publicado 20/02/2018 17:19:34CET

HUÉVAR DEL ALJARAFE (SEVILLA), 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La plantilla del Ayuntamiento de Huévar del Aljarafe (Sevilla) se ha reunido este martes con los grupos políticos de PP, Ciudadanos (Cs), Izquierda Unida (IU) y Participa en la Diputación de Sevilla para estudiar la elaboración de un "plan espacial" para solventar el impago de nóminas adeudadas por la Administración local debido a la "falta de dinero municipal", según alegó la alcaldesa del municipio, Áurea María Borrego (PSOE).

Así lo ha precisado a Europa Press el presidente del comité de empresa, José Manuel Martínez (CCOO), quien ha explicado que los citados partidos han valorado la elaboración de una moción conjunta que agrupe la creación de un "plan especial" para hacer frente al impago del Consistorio hervense.

Se trataría, por tanto, de un fondo especial en el que estarían involucradas "todas las administraciones", según ha recalcado Martínez a la par que ha subrayado que el PSOE" no ha recibido al comité de la empresa". Pese a ello, Martínez ha concretado que se celebrará una nueva concentración el 1 de marzo ante las puertas de Diputación, desde las 10,00 horas hasta las 13,00 horas.

Al margen de ello, el colectivo afectado ha convocado una asamblea este martes, a las 19,00 horas, para debatir la continuación de paros así como para determinar "los siguientes pasos a seguir". La cita, que congregará a trabajadores y al comité, se celebrará en el salón de actos del Ayuntamiento.

Cabe recordar que los trabajadores convocaron tres jornadas de huelga con anterioridad para reclamar el pago de las cinco nóminas y la paga extraordinaria correspondiente a Navidad del pasado año adeudadas por la Administración local, según explicó el presidente del comité de empresa.

Además, los empleados afectados se reunieron la pasada semana con la alcaldesa de la localidad quien les insistió "la difícil situación económica del Consistorio" y la "falta de dinero" para saldar las deudas pendientes.