La Plaza de España albergará un museo sobre el arquitecto regionalista Aníbal González

 

La Plaza de España albergará un museo sobre el arquitecto regionalista Aníbal González

Actualizado 20/07/2009 16:11:59 CET

SEVILLA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El arquitecto del siglo XX autor innovador de monumentos emblemáticos de Sevilla como la Plaza de España, Aníbal González Álvarez-Osorio, tendrá un monumento y un museo conmemorativos al cumplirse 80 años de la inauguración de dicho espacio. El monumento --que se realizará a través de un concurso-- se ubicará en la glorieta que lleva su nombre de la avenida Isabel la Católica, mientras que el museo está previsto que se construya en el interior de la Plaza de España.

En rueda de prensa, el nieto del arquitecto, del mismo nombre, Aníbal González, explicó que Sevilla "se merece" tener un museo de este autor, por lo que la familia del arquitecto, que mostró "gran ilusión", se lo propuso al Ayuntamiento de Sevilla estando "muy seguros" de que atraerá a "más público" a la ciudad, ya que, por otra parte, la Exposición Iberoamericana del 29, motivo de la edificación de la Plaza de España, "tiene que seguir revalorizándose".

En este sentido, González anunció que en el museo podrán contemplarse "documentos originales" del arquitecto tales como fotografías, planos de proyectos que no llegaron a ejecutarse, como el de la basílica de La Milagrosa prevista para ser construida en los jardines de La Buhaira, o mobiliario que "perteneció a él", lo que supone un conjunto de elementos "bastante interesante".

Por su parte, el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE), señaló lo oportuno de "homenajear" al arquitecto dada su valía --"número uno de la promoción de arquitectos de 1902"-- siendo el que "forjó el estilo sevillano" y que no vio terminada la Plaza de España.

Por esto, Celis contempló la idea de la construcción del museo como un buen momento para dar a conocer la figura de Aníbal González. Así, el Ayuntamiento solicitará a patrimonio del Estado la "cesión de un espacio" en la Plaza de España para acoger dicho museo, y convocará un concurso de ideas para de todas las propuestas presentadas --distintas expresiones artísticas-- la ciudadanía precise la que constituya el monumento que se ubique en la glorieta Aníbal González sita en la avenida Isable la Católica.

El nieto del arquitecto señaló que "lo normal" sería que se cobrase una entrada por la visita al museo, "tal y como se hace en el resto de ciudades del mundo", aunque no para los sevillanos, "de quienes es y para quienes es" el museo. Y añadió que su familia está "muy contenta" de que la rehabilitación de la Plaza de España "vaya adelante", aunque puntualizó que "queremos que las cosas que se hagan se hagan bien", algo de lo que no le cabe duda.

En el marco de rehabilitación de la Plaza de España se licitaron también recientemente las obras de peatonalización de la avenida de Isabel la Católica para enlazar la monumental Plaza de España, con el parque de María Luisa, conforme al diseño original creado por el célebre arquitecto sevillano Aníbal González, obras que cuentan con un presupuesto de licitación de 3,86 millones de euros y comenzarán a principios de 2010.

De esta forma, el cerramiento que separa el monumento del parque de María Luisa, también legado de la exposición iberoamericana de 1929, será eliminado para "integrar" la Plaza de España en esta zona verde, si bien el recinto en su conjunto quedará acotado a través de nuevos cierres en las torres norte y sur de la Plaza de España.

"IMPACTO" DE LAS TORRES DE LA PLAZA DE ESPAÑA

Por otra parte, el concejal de Urbanismo se remontó al pasado para recordar que cuando se construyó la Plaza de España hubo un "gran debate" del "impacto de las dos torres" con respecto a la altura de la Giralda, pero que finalmente "complementaron perfectamente la nueva ciudad de 1929 con la histórica".

Esto, dijo Celis, es un "ejemplo" de cómo se puede hacer "compatible nuestra tradición con la innovación", algo que recordó al proyecto de la Torre Cajasol del arquitecto argentino César Pelli, sobre lo cual mencionó que este trabajo se relaciona con el de 1929 en cuanto a "filosofía" de la ciudad al constituir una "innovación", aunque no desde el punto de vista arquitectónico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies