El pleno de Espartinas reprueba a la alcaldesa y tres de los restantes ediles de Ciudadanos dejan el partido

Hervás junto a sus ediles
AYUNTAMIENTO
Publicado 13/07/2018 16:43:08CET

José María Fernández, Araceli Pila y Carmen Álvarez continuarán en el gobierno local como ediles no adscritos

ESPARTINAS (SEVILLA), 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Espartinas (Sevilla) ha aprobado este viernes la reprobación promovida por los grupos de oposición respecto a la alcaldesa, Olga Hervás, después de su expulsión de las filas de Ciudadanos junto a quien fuese alcalde accidental de la localidad durante los meses que ésta estuvo de baja, el concejal Iván Gómez. En paralelo, tres de los cuatro restantes ediles de Ciudadanos han anunciado su decisión de abandonar el partido y continuar como ediles no adscritos.

Esta sesión plenaria de carácter extraordinario, recordémoslo, estaba promovida por el PP, el PSOE, Vecinos por Espartinas e IU, sin que figurasen en la maniobra los ediles no adscritos escindidos del PSOE y el PP, entre ellos el exalcalde popular Domingo Salado.

En su petición de pleno extraordinario, recogida por Europa Press, estos grupos municipales solicitaban este pleno extraordinario destinado a "reprobar" a la primer edil, por "eludir responsabilidades derivadas de la inacción del gobierno local durante los últimos tres años, la paralización de la vida municipal", la "inestabilidad" del Gobierno local de Cs a cuenta de sus "continuos cambios" y la "pérdida de confianza" sufrida por la primer edil a manos de su propio partido, además de la "falta de información y transparencia", entre otros aspectos.

Y es que tras recuperar Olga Hervás su actividad como alcaldesa tras varios meses de baja en los que Iván Gómez ostentó el cargo de alcalde accidental, este último lanzó diferentes acusaciones contra la primer edil, quien finalmente le despojó de sus delegaciones de gobierno. Tal extremo dio lugar a que Ciudadanos incoase un expediente disciplinario contradictorio respecto a ambos. Dicho procedimiento, como es sabido, concluyó con la expulsión del partido tanto de Olga Hervás como de Iván Gómez.

La reprobación de Hervás ha sido aprobada con los votos a favor de los concejales del PP, PSOE, IU y Vecinos por Espartinas, la abstención del concejal de Cs Ángel Mayo y los votos en contra de Hervás y los ediles José María Fernández, Araceli Pila y Carmen Álvarez, quienes han anunciado su decisión de abandonar el partido naranja.

Estos tres ediles, según anunció el ex alcalde José María Fernández, continuarán en el Ayuntamiento como concejales no adscritos ante "el enésimo chantaje" de Cs, que según ha avisado les habría pedido que renunciasen a sus delegaciones y a la "acción de gobierno", para "forzar la dimisión" de Olga Hervás como alcaldesa. Asimismo, y según el ex primer edil, Cs les habría pedido que se abstuviesen a la hora de la votación de la reprobación.

CS TIENE "LOS PEORES VICIOS"

En su intervención, Fernández ha atacado a la formación naranja, acusándola de haberse convertido "en un partido nuevo con los peores vicios de la vieja política. Un partido con una estructura vertical que ha institucionalizado como protocolo para subir peldaños el amiguismo, el parentesco familiar, las relaciones de pareja o el efecto sensacionalista de sus fichajes estrella. Este partido se ha convertido en el reino del quítate tú para ponerme yo".

"Vamos a dar cumplimiento a nuestro programa, al que tantas y tantas horas de trabajo le dedicamos y que supo recoger con meridiana claridad las inquietudes y demandas de los espartineros. Esta será la hoja de ruta que nos llevará a conseguir la conexión de Espartinas con la A-49 y la SE-40 antes de final de año", ha defendido José María Fernández.

Por su parte, Olga Hervás ha criticado la "cobardía" de los grupos de la oposición por "hacer este pleno absurdo y sin sentido y no atreverse a presentar una moción de censura, seguramente por la división interna que cada agrupación de la oposición tiene en su seno interno". "Han preferido dañar la imagen de Espartinas con la celebración de un pleno para reprobar a mi persona, una figura que no está recogida en ningún reglamento y que sólo tiene carácter simbólico", ha dicho.