Pleno impulsa el Plan de Acción por el Clima, un plan "ambicioso y vivo" para reducir un 50% las emisiones

Publicado 30/06/2016 11:12:34CET

SEVILLA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido en sesión ordinaria, ha aprobado con el apoyo de todos los grupos, salvo la abstención de Participa Sevilla, el Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible (Paces) en la ciudad, que recoge 78 medidas para reducir 826.916 toneladas de emisiones de CO2 desde el momento actual hasta 2020.

Se apuesta por un descenso las emisiones del 52,76 por ciento desde el 2000 (1.463.113 toneladas de dióxido de carbono menos), por encima de lo establecido en el Pacto de Alcaldes por el Clima y la Energía Sostenibles, firmado por el alcalde, Juan Espadas (PSOE), en 2015, que apuntaba a un 40 por ciento y hasta 2030.

Espadas recalca que se trata de uno de los documentos "más ambiciosos" que se plantea en el país, siendo además de los primeros ayuntamientos que adapta sus objetivos a los "más ambiciosos acordados" en diciembre en el Pacto de Alcaldes. "Vamos en la dirección correcta. Toca cumplir y tomar decisiones presupuestarias coherentes", añade.

"Vamos a cumplir con los objetivos de reducción del 40 por ciento a 2020 y de largo". Indica que la reducción obtenida hasta el momento ha estado influenciada por la caída de las emisiones como consecuencia de la crisis, pero asegura que el compromiso se verá hasta 2030, con la recuperación. Además, ha hecho referencia a la Agencia de la Energía, que cuenta con un "salto cualitativo" con su integración en la primera tenencia de Alcaldía, con el área de Economía.

La concejal de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño, ha apostado por la participación para mejorar este documento y asegurado que se trata de un plan que nace con la idea de ser "flexible y que de forma sistemática se vaya mejorando para que Sevilla ocupe un lugar preeminente" en la apuesta por la sostenibilidad.

El edil del PP Curro Pérez ha mostrado su apoyo al plan que "ha de ser ambicioso" y asegura que cree "firmemente" en la Agencia de la Energía, "que ha conseguido la transversalidad". "Hablamos de palabras vitales, como es la sostenibilidad, con una visión global", recalca, tras lamentar la "indefinición" del gobierno de Juan Espadas sobre la citada agencia durante este año.

El concejal de C's Javier Moyano dice que es "fundamental" aprobar este plan de acción y aunque entiende que puede ser "más ambicioso", recuerda que es un documento vivo que se continuará mejorando y ampliando. "Con su margen de mejora, es evidente que hay que comenzar a trabajar", recalca.

La portavoz de Participa Sevilla, Susana Serrano, considera que es una propuesta muy necesaria y da la bienvenida a avances en este sentido, pero asegura que "es insuficiente", incidiendo en la necesidad de que se acelere la reducción de emisiones y pidiendo que haya una mayor concreción de las medidas.

El portavoz de IU, Daniel González Rojas, tras apoyar el impulso a este plan, ha indicado que en este año de gobierno socialista "poco se ha visto" en el sentido de la sostenibilidad, poniendo como ejemplo la apertura de aparcamientos en la Cartuja. "Esperemos que se cumpla y se revise", agrega Rojas, que plantea la incorporación de entidades ecologistas en la Agencia de la Energía.

EL PLAN

Las 78 medidas incluidas afectan a todas las áreas municipales y a sus empresas, especialmente a la responsable del transporte público, Tussam, y pretenden reducir un 52,76 por ciento los gases de efecto invernadero en 2020 respecto al año 2000, ejercicio tomado como referencia y en el que se produjeron 2.772.697 toneladas de dióxido de carbono.

Desde 2000 se ha conseguido la reducción de un 22 por ciento, unas 636.000 toneladas de CO2 gracias a la puesta en marcha del metro, los carriles bus o las placas solares, mientras que ahora se plantea la reducción de otras 826.000 toneladas más, lo que sumaría un total de 1,4 millones de toneladas.

Como líneas prioritarias se marca la mejora de la eficiencia energética en edificios e instalaciones municipales, el fomento de las energías renovables y el ahorro energético, el desarrollo de un modelo de movilidad sostenible y la sensibilización y el fomento del consumo responsable.

COLEGIOS, CENTROS DEPORTIVOS, VIVIENDAS Y CENTROS PÚBLICOS VERDES

Entre las medidas, se encuentra la certificación energética de los edificios municipales, el fomento de las renovables y del ahorro energético, la puesta en marcha instalaciones fotovoltáicas existentes en 53 colegios y en la Agencia de la Energía, la instalación de paneles solares térmicos en las viviendas del Ayuntamiento y uso de técnicas bioclimáticas en su construcción, auditorías energéticas o instalación de equipos de aprovechamiento de luz solar en cubiertas de piscinas, pabellones y salas deportivas y de nuevos sistemas de cubrimiento de piscinas eficientes en Torreblanca y Tiro de Línea.

También, se contempla el impulso del teletrabajo y de los trámites 'on line' para evitar desplazamientos, programas de concienciación en colegios, programas de hogares verdes, bonificaciones fiscales para la instalación de placas solares, calificación energética en obras privadas, incentivos a vehículos eficientes, apostando por el eléctrico, así como desarrollando más puntos de recarga, también en inmuebles privados.

Igualmente, se aboga por ampliar los carriles bus y los carriles bici, por los autobuses de tránsito rápido para Sevilla Este y Pino Montano, peatonalizaciones, limitación de velocidad a 20 y 30 kilómetros por hora, la ampliación del tranvía a Santa Justa, sustitución de luminarias, plantación de árboles o identificación de espacios para el desarrollo de jardinería vertical. Además, Castreño menciona el trabajo que se está realizando para la presentación de un proyecto conjunto ante Europa, de la mano de Oslo y Toulouse para el aislamiento térmico de edificios y vías públicas.

TUSSAM Y EMVISESA

En todo este plan de acción, Tussam tendrá un papel principal al asumir un 20 por ciento de las medidas de ahorro energético y reducción de las emisiones, con una reducción del consumo de combustible de la flota en un ocho por ciento. Actualmente, el 47 por ciento de los 402 vehículos de la empresa municipal funciona ya con gas natural comprimido y en 2017 será el 58 por ciento.

Además, Tussam ha adquirido 15 nuevos autobuses que funcionan con gas natural comprimido antes de final de año y acaba de recibir uno híbrido para testar su funcionamiento en la ciudad. Actuará también en la eficiencia energética de sus instalaciones, se potenciará el transporte público y se ampliará la flota que funciona con "bio-recursos", además de promover los cursos de conducción eficiente.

En Emvisesa, se continuará trabajando por la mejora de las viviendas públicas, donde algunas como las de Nuevo Amate ya disponen de agua caliente sanitaria con microgeneración, siendo la segunda de España en su instalación. En este sentido, se apuesta por la mejora de los aislamientos, la captación de agua caliente sanitaria y la instalación de contadores inteligentes, todo lo cual se prevé que esté ya en unas 200 viviendas municipales en 2017.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies