El pleno de Morón debate este jueves una prórroga de 30 años para las canteras de la sierra de Esparteros

Sierra de Espateros.
EUROPA PRESS
Actualizado 19/09/2012 18:33:21 CET

Los ecologistas avisan de posibles "daños irreversibles" en los perfiles y la cima de estas emblemáticas montañas

MORÓN DE LA FRONTERA (SEVILLA), 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Morón de la Frontera (Sevilla) celebra este jueves un pleno ordinario en cuyo orden del día figura una moción del grupo independiente, para reclamar a la Administración autonómica medidas de control y protección para la Sierra de Esparteros ante la prórroga de 30 años solicitada por la compañía Sierra de Morón S.A. (Sidemosa), al objeto de continuar explotando estas montañas. Cabe recordar que el Juzgado de Instrucción número once de Sevilla investiga actualmente la tramitación del plan de restauración aprobado años atrás por la Junta de Andalucía respecto a las canteras de esta sierra.

La moción, elaborada por Ecologistas en Acción y elevada a debate por los concejales de la Asamblea Moronera Alternativa (AMA-Morón), invoca un acuerdo plenario de 2004 para declarar a la sierra de Esparteros como "patrimonio histórico, cultural y natural de Morón", dada la "seña de identidad" que constituyen sus perfiles y valores medioambientales. A tal efecto, esta propuesta recogida por Europa Press señala que Sidemosa reclama a la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, una "prórroga" de 30 años para seguir explotando las canteras de la sierra de Esparteros.

POSIBLES DAÑOS "IRREVERSIBLES"

La moción avisa de que la orografía afectada por dicha solicitud de prórroga goza de "la consideración de suelo no urbanizable de conservación prioritaria" en el planeamiento urbano de Morón de la Frontera, toda vez que "los planos del proyecto" ponen de relieve una posible "destrucción irreversible del perfil y la cima" de la sierra de Esparteros.

La propuesta, así, cree "imprescindible que la prórroga de 30 años sea tramitada con todas las garantías de prevención e información ambiental necesarias", reclamando su filtro a través de una autorización ambiental unificada. Por eso, la propuesta pide instar a la Junta de Andalucía a imponer a esta iniciativa "medidas de protección para el perfil de la sierra de Esparteros que permitan su conservación", así como "los instrumentos de prevención y control ambiental" regulados por la Ley.

EL CASO DE SIDEMOSA

En diciembre de 2010, la federación provincial de Ecologistas en Acción elevó a la Fiscalía una denuncia por posibles delitos de prevaricación y dejación de funciones a cuenta del plan de restauración promovido por la compañía Sierra de Morón S.A. para la cantera Sierra de los Esparteros. Y es que en 2008, como prueba un documento firmado por la por entonces delegada provincial de la Consejería de Medio Ambiente, Pilar Pérez, y recogido por Europa Press, esta consejería reclamaba a la Delegación de la entonces Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa la "suspensión" de este plan de restauración al implicar "un peligro" para las especies amenazadas de la zona y una "destrucción irreversible" de zonas que sustentan un hábitat de interés comunitario.

Los denunciados; Francisco Álvaro Julio y María José Martínez Perza, --antaño delegados provinciales de la extinta Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa--, así como el jefe de Industria, Energía y Minas de la Junta, José Antonio Vega González, y el ex jefe del departamento de Minas Juan Manuel Revilla, "no procedieron conforme a dicha solicitud, ocasionándose los perjuicios expresados", figura en el escrito remitido luego por la Fiscalía a los juzgados de Sevilla.

"FALTA DE COLABORACIÓN"

El Ministerio Público, tras investigar los hechos, señala en este mismo escrito elevado a los juzgados un informe del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil que, no obstante, descarta prevaricación o dejación de funciones en los hechos, aunque la Fiscalía avisa de que la Delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente no le había remitido un informe interesado "en múltiples ocasiones". Esta "falta de colaboración" motivó, de hecho, que en enero de 2012, el Ministerio Público elevase los hechos a los juzgados para que el citado departamento emitiese el informe requerido y los denunciados prestasen declaración.

Francisco Álvaro Julio, María José Martínez Perza, José Antonio Vega González y Juan Manuel Revilla Delgado, según ha manifestado Ecologistas en Acción en un comunicado, han prestado ya declaración ante el juzgado de Instrucción número once de Sevilla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies