Pleno rechaza la moción de IU por un "urbanismo participativo" porque "bloquearía proyectos", según PSOE y PP

Publicado 24/02/2017 17:57:06CET

SEVILLA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha tumbado la moción planteada por Izquierda Unida para impulsar el "urbanismo participativo" y que planteaba que las obras de más de 90.000 euros contaran con la participación directa de los vecinos en su definición final, algo que desde PSOE y PP entienden que supondría "bloquear los proyectos" teniendo en cuenta el proceso planteado por la federación de izquierdas.

En la exposición de la propuesta, que ha contado con el apoyo de Participa Sevilla, la abstención de Cs y el rechazo de PSOE y PP, el portavoz de IU, Daniel González Rojas, ha abogado por acercar la fase de la toma de decisiones a los vecinos y que el urbanismo "deje de ser cosa de técnicos y políticos para que los ciudadanos puedan decidir sobre ello". Considera que se trata de un nuevo modo de entender la ciudad para "que los vecinos decidan y no sólo sean informados", mencionando que en iniciativas como el Plan Reaviva "no sé dónde está esa participación".

Por ello, propone que los vecinos puedan modificar las propuestas de actuación antes de que Urbanismo las licite y se plantea abierto a regular el tipo de actuaciones que estarán sometidas a ello, poniendo como ejemplo la decisión en la realización de un parque sobre dónde ir los juegos infantiles o dónde colocar en una calle el carril bici. "Entendemos que esto es un camino y un proceso, pues vamos a caminar con todas las asociaciones de vecinos y con los ciudadanos que quieran participar", recalca.

La iniciativa ha contado con el pleno respaldo de Participa Sevilla, cuya portavoz, Susana Serrano, ha defendido la participación de los vecinos en el desarrollo de las actuaciones y ha lamentado que actualmente "no hay una participación real y efectiva". Señala que en las partidas municipales se "prioriza el tener una ciudad escaparate en vez de en resolver las necesidades de los distritos, como garantizar la accesibilidad".

Por el contrario, el concejal delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz (PSOE), afirma que la moción es una "engañifa", asegurando que al PSOE "no le asustan palabras como transparencia o participación, lo que aplicamos desde el primer momento", tras poner como ejemplo el programa Reaviva. "Este plan, junto al Decide, supone el mayor esfuerzo presupuestario en la ciudad de la última década", resalta, incidiendo en que "no es cierto que los proyectos se lleven a cabo y los vecinos no se enteren", sino que asegura que las acciones se ejecutan de modo consensuado.

"Queremos más participación pero sin paralizar la Gerencia de Urbanismo, porque si nos metemos en ese proceso dentro den unos meses me echará en cara que hemos ejecutado el presupuesto al 20 por ciento, llegando a un bloqueo inversor y gripando el motor", insiste, algo que Rojas ha negado de forma tajante, añadiendo que no sería de aplicación en el ejercicio actual.

Esa misma crítica ha sido realizada también por la portavoz adjunta del PP, María del María Sánchez Estrella, que entiende que la representación está actualmente "garantizada" para los vecinos y concluye que la propuesta de IU aporta "más problemas que soluciones" a las iniciativas de Urbanismo. Insiste en que la opinión de los técnicos es "la principal" y considera que si el ciudadano ya ha votado a un partido con una iniciativa concreta "ya se ha pronunciado sobre lo que quiere". "La propuesta paralizaría al 90 por ciento los proyectos", sentencia.

LA PROPUESTA

La moción recogía implantar sistemas de participación ciudadana efectiva, tanto presencial como telemática, para conocer las necesidades de las zonas y definir actuaciones.

También, planteaba someter a información pública previa a la licitación de toda obra con un presupuesto superior a los 90.000 euros, dando publicidad en la página web municipal e informando de forma directa de sus características y presupuesto a los vecinos para que, en un proceso participativo, se realicen propuestas de mejoras al proyecto inicial. En caso de existir una oposición significativa, se sometería la propuesta a consulta.

Por último, apostaba por crear un grupo de trabajo, donde participen los grupos municipales y personal técnico de la Gerencia de Urbanismo, para regular el proceso y que sea recogido en el proyecto de Reglamento de Participación Ciudadana que se está elaborando, "garantizando los principios de participación directa, universalidad, transparencia, eficacia, seguimiento y rendición de cuentas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies