El pleno rechaza la moción de Participa para pedir la dimisión de Cabrera por el desalojo

 

El pleno rechaza la moción de Participa para pedir la dimisión de Cabrera por el desalojo

Contador
Protesta de los exeventuales de Lipasam.
EUROPA PRESS
Publicado 30/06/2017 19:04:57CET

Participa e IU critican su actitud "represiva", él precisa que no ordenó desalojar a los ediles y el PP y Cs votan contra la moción

SEVILLA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido este viernes con sesión ordinaria, ha rechazado la moción promovida por Participa, en demanda de la dimisión del concejal socialista Juan Carlos Cabrera como responsable del área de Seguridad, por el reciente desalojo de la Casa Consistorial de concejales y miembros de Participa e IU-CA y de los trabajadores contratados intermitentemente entre 2013 y 2016 por la sociedad municipal Limpieza Pública y Protección Ambiental (Lipasam).

Los hechos se encuadran en el prolongado conflicto de los trabajadores contratados intermitentemente por la empresa municipal Lipasam entre 2013 y 2016, en demanda de que se les declare como trabajadores indefinidos no fijos por tiempo discontinuo.

El colectivo, que celebra concentraciones diarias frente al Ayuntamiento de Sevilla desde hace meses, había accedido al interior del Ayuntamiento para reunirse con los concejales de Participa e IU-CA. No obstante, tras dichas reuniones, comenzaron un sorpresivo acto de protesta en el vestíbulo de la Casa Consistorial.

RODEADOS Y DESALOJADOS

Después de que los agentes de la Policía Local instasen a los manifestantes a deponer su actitud y no mediase acuerdo alguno entre las partes sobre cómo resolver la situación, los manifestantes y los miembros de Participa e IU-CA fueron rodeados por la Policía Local y fueron paulatinamente arrinconados hasta la puerta principal del Ayuntamiento, donde finalmente fueron expulsados del edificio, en una actuación que según denuncian estuvo marcada por la "violencia, las patadas, empujones y pisotones".

Como consecuencia de los hechos, Participa ha formulado ya una denuncia ante los Juzgados de Instrucción, atribuyendo al concejal socialista un presunto delito de prevaricación, por "la resolución que adoptó" a la hora del desalojo, así como otro presunto delito contra los derechos cívicos, achacado además a los agentes de la Policía Local que participaron en el desalojo. Además, la denuncia atribuye "dos delitos de atentado a la autoridad" y delitos de lesiones leves a los "agentes que golpearon y vejaron a los concejales allí presentes" y a los restantes miembros de las formaciones de izquierdas.

"El cordón policial se convirtió en una melé, haciendo una media luna y rodeando a trabajadores, concejales y técnicos de los grupos que se encontraban bajo su arco, y (los agentes) empezaron a empujar y arrollar hacia la puerta de salida", relata la denuncia, según la cual el desalojo incluyó "patadas, pisotones, puñetazos y golpes, de una manera totalmente desproporcionada, innecesaria e indiscriminada".

"ACTITUD REPRESIVA"

En paralelo, la moción debatida en el pleno celebrado este viernes por el Ayuntamiento reclamaba "la dimisión de Juan Carlos Cabrera como concejal de Seguridad", como autor de la "orden" de desalojo, por su "actitud represiva y totalitaria", demandando además la elaboración de un "protocolo de actuación de la Policía Local en la Casa Consistorial".

La moción ha sido defendida por el concejal de Participa Julián Moreno, quien ha opinado que en aquella solución hubo "un uso desproporcionado de la violencia", con el resultado de "lesiones leves, pero lesiones", pese a que aún quedaba "tiempo" para resolver el conflicto sin llegar a un escenario así. "No hay que criminalizar las protestas", ha dicho.

Daniel González Rojas, portavoz de IU-CA, ha criticado que durante el incidente, "se impidió" que los concejales de las organizaciones de izquierda regresasen a sus grupos municipales e incluso después de ser expulsados de la Casa Consistorial, volviesen a entrar en el edificio. "Se le ha ido de las manos", ha criticado, lamentando que el Gobierno local socialista se ampare en el nivel cuatro de alerta antiterrorista, recordando que se trataba de un colectivo de extrabajadores de Lipasam.

Por Ciudadanos, Javier Millán ha lamentado el "desagradable y triste espectáculo" del altercado. En paralelo, ha considerado que en el asunto, "se ha traspasado la línea, porque una reivindicación laboral se ha politizado", en favor de Participa. Millán, en ese sentido, ha aclarado que Cs no comparte que en el incidente fuesen expulsados los ediles de Participa e IU e incluso se les impidiese regresar al Ayuntamiento, pero ha defendido que la Policía Local estaba "cumpliendo su cometido, velando por la seguridad". "Cs no va a apoyar pataletas de adolescentes que quieren sacar réditos políticos", ha aseverado.

LOS "ERRORES" DE CABRERA

Jaime Ruiz, en nombre del PP, ha considerado que los hechos implican "graves errores" cuyos resultados sufrieron los extrabajadores eventuales de Lipasam y los concejales afectados, a cuenta de las funciones que les asisten. Sin embargo, ve "inviable", pedir la dimisión en toda regla de Cabrera, cuando era posible solicitar al alcalde que le cesase o promover su reprobación por parte del pleno. El nuevo portavoz del Grupo popular, Beltrán Pérez, ha rematado la intervención, defendiendo el "adecuado uso de la Casa Consistorial y el cumplimiento de las normas". Cabrera, a su juicio, "hizo lo que debía, aunque con algún error", pero tenía que cumplir con sus obligaciones. "La libertad no se defiende retorciendo las normas", ha avisado a Participa e IU.

En el caso del PSOE, el concejal Antonio Muñoz ha alertado de que con hechos como los acontecidos, "perdemos todos". Al respecto, ha defendido que el Ayuntamiento, como institución, tiene unas "normas de funcionamiento". Además, ha expuesto que los extrabajadores eventuales de Lipasam no protagonizaron ninguna "rueda de prensa", sino "una protesta con insultos", negando que mediasen "patadas y palos" en la acción policial.

"PRESERVAR LA INSTITUCIÓN"

Finalmente, ha intervenido el propio Juan Carlos Cabrera, quien ha recordado que los extrabajadores de Lipasam estaban autorizados a manifestarse "fuera" del Ayuntamiento, y trasladaron su protesta al interior del Consistorio, "vulnerando el espacio de seguridad de una institución pública", con el argumento de celebrar reuniones con Participa e IU-CA. "Tengo el deber de preservar la institución", ha enfatizado, negando "errores" más allá de que él mismo no estuviese presente.

Además, ha precisado que no ordenó como tal "el desalojo de los concejales", sino que los mismos "obstaculizaron la labor de los agentes", quienes actuaban de manera "legítima y legal". A la hora de la votación, finalmente, la moción ha sido rechazada, pues aunque Participa e IU han apoyado pedir la dimisión de Cabrera, el PSOE, el PP y Cs han votado en contra de tal extremo.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies