El pleno de Utrera reconoce una deuda de casi dos millones por la sentencia de Inmobiliaria Puerto

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El pleno de Utrera reconoce una deuda de casi dos millones por la sentencia de Inmobiliaria Puerto

Publicado 11/10/2016 20:28:58CET

UTRERA (SEVILLA), 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Utrera (Sevilla), gobernado por José María Villallobos (PSOE), ha dado cuenta este martes de un reconocimiento de deuda de cerca de dos millones de euros, como consecuencia de una sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número diez, que condena al Consistorio de dicho municipio a pagar tal cuantía a la Constructora Inmobiliaria Puerto S.A., merced a la liquidación de la novación de un convenio urbanístico de 2003.

La sentencia, emitida el pasado 3 de mayo y recogida por Europa Press, da cuenta de las acciones legales promovidas por la Constructora Inmobiliaria Puerto S.A., merced a la novación acordada en 2003 entre dicha empresa y el Ayuntamiento de Utrera, entonces gobernado por Francisco Jiménez (PA), para los desarrollos urbanísticos de la actuación SUP-8, bautizada como Ruedos de Consolación.

"La novación de 2003 establecía una obligación para el Ayuntamiento, que se comprometió a realizar en un plazo de no superior a siete años los trámites precisos para que la reducción de 10.251 unidades de aprovechamiento (del desarrollo urbanístico) se materialice en la misma unidad si fuera factible con arreglo a la normativa; en otra unidad con aprovechamiento excedentario o mediante la utilización de las dos fórmulas si fuera necesario", señala la sentencia, toda vez que el cumplimiento de esta obligación se exigió por la empresa mediante escrito de 17 de noviembre de 2011 y el arquitecto municipal "fijó el valor de lo debido en 1.768.204 euros" en un informe emitido en julio de 2012, "siendo desde entonces líquida dicha cantidad y además exigible, en cuanto el propio Ayuntamiento considera que el convenio de 2003 perdió vigencia una vez concluyeron los siete años de límite previstos".

"Ante el incumplimiento del Ayuntamiento de su compromiso durante los siete años que tuvo para ello según la novación de 2003, la actora está en su derecho de reclamar el pago en metálico y, de hecho, el Ayuntamiento se lo ha reconocido", señala la sentencia, apuntando a documentos en los que, por ejemplo, el Consistorio "reconoce adeudar a la actora una edificabilidad de 9.130,88 metros cuadrados, valorados por el propio arquitecto municipal en 1.768.204 euros".

En cuanto a la idea de que el mencionado convenio de 2003 no era ya "vigente" al concluir los siete años de límite previstos, la sentencia expone que al aceptar que el contenido del convenio "deviene ya imposible", entonces "sólo queda la compensación económica".

Por eso, el fallo condena al Ayuntamiento de Utrera "a liquidar la novación del convenio de 2003 mediante el pago en efectivo de 1.768.204 euros", más los intereses legales desde el 5 de julio de 2012 hasta su total pago.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies