La poesía vitalista de Caballero Bonald se suma a los grandes nombres de las letras hispánicas

José Manuel Caballero Bonald
ORIOL NADAL ARRIBAS
Actualizado 23/04/2013 16:36:44 CET

MADRID/SEVILLA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El poeta Caballero Bonald ha recibido este martes el Premio Cervantes, el galardón más importante de las letras hispánicas, en una ceremonia presidida por los Príncipes de Asturias, en sustitución de los Reyes, ya que, un año más, Juan Carlos no ha podido acudir por problemas de salud.

A su llegada al Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, el escritor, acompañado por su mujer, hijos y algunos de sus nietos, ha dicho que no se encontraba nervioso sino "más bien aturdido" por un "cúmulo de actos y de halagos" que supone "verdaderos".

Caballero Bonald también se ha referido a la recepción que los Reyes le ofrecieron ayer en el Palacio de la Zarzuela y ha señalado que encontró "bien" y "muy recuperado" a don Juan Carlos, con el que mantuvo una entrevista "muy grata" en el que ambos hablaron del mar, afición que comparten.

Asimismo, ha excusado su ausencia en la lectura de El Quijote, que tradicionalmente inaugura el Premio Cervantes, porque estaba "muy cansado" y, tras achacar a su edad el hecho de que cada vez se agote "con más frecuencia", ha indicado que esta noche ha descansado "de forma estimable".

Tras sonar el himno de España, la directora general de Política e Industrias Culturales y del Libro, María Teresa Lizaranzu, ha sido la encargada de pronunciar las primeras palabras del acto.

Después, y tras recibir de manos del Príncipe de Asturias la medalla y la escultura con la que se galardona esta distinción, el jerezano ha pronunciado un discurso en el que ha destacado el poder "paliativo" de la poesía para rehabilitar "un edificio social menoscabado".

A este acto han asistido personalidades institucionales, entre los que se encuentran el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert; el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle; la directora general de Política e Industrias Culturales y del Libro, María Teresa Lizaranzu; la el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; o el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha.

Asimismo, a esta ceremonia han acudido nombres importantes de la cultura como el exministro de Cultura, César Antonio Molina; Mario Vargas Llosa, Premio Cervantes en 1994; Carmen Iglesias; Margarita Salas; Ana María Matute, Premio Cervantes en 2010; Soledad Puértolas; Luis Mateo Díez o Antonio Gamoneda, Premio Cervantes en 2006, así como los artistas Miguel Ríos y Luis Eduardo Aute, amigos del escritor.

"MANCHADO" POR LA SUERTE

Una de las anécdotas graciosas que ha tenido lugar durante esta jornada ha sido el momento en el que el escritor ha departido con autoridades y familiares en los patios del edificio histórico de la Universidad de Alcalá, ya que le ha caído un excremento de una paloma, que ha ensuciado notablemente el chaqué que vestía.

El jerezano, de 86 años, ha tomado con humor la incidencia y mientras sus acompañantes le han ayudado a limpiarse, han bromeado sobre la suerte que se asocia a este tipo de incidentes.

El acto de entrega del Premio, de una hora de duración, ha terminado con el himno universitario 'Gaudeamus Igitur', y posteriormente el premiado y los Príncipes de Asturias han posado para la tradicional foto de familia en el Patio de los Filósofos.

ABUCHEOS Y CONSIGNAS REPUBLICANAS

La llegada y salida de las autoridades que han acudido al paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares no ha estado exenta de incidentes. Algunas de las personas congregadas a las puertas de este edificio, en la plaza de San Diego de la localidad, han abucheado a varios de los asistentes y han proclamado consignas republicanas, aunque también ha habido aplausos a los asistentes.

En el momento en el que los Príncipes de Asturias han abandonado el paraninfo, algunas de las 200 personas que se encontraban a la salida han gritado a don Felipe y doña Sofía "sinvergüenzas".

Además, otras personalidades a las que se han dirigido algunos de las personas reunidas a las puertas del paraninfo han sido el obispo de Alcalá de Henares, los Príncipes de Asturias, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, a quienes han recibido al grito de "fuera".

Asimismo, un grupo de personas, vestidas con camisetas verdes y sujetando pancartas, se han manifestado en defensa de la escuela pública y contra el cierre de centros educativos.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies