Portland prevé acciones legales tras aprobarse los cambios del PGOU en Alcalá de Guadaíra

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Portland prevé acciones legales tras aprobarse los cambios del PGOU en Alcalá de Guadaíra

Publicado 07/10/2016 18:02:51CET

SEVILLA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La dirección de la cementera Portland Valderrivas en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha advertido de que tras la aprobación definitiva de la modificación del PGOU en el pleno de este viernes en el Ayuntamiento de Alcalá "se pone en serio riesgo la competitividad de la cementera", por lo que la empresa lamenta que, una vez más, que con esta decisión se "paralice" su proyecto de valorización energética de residuos, ante lo que ha anunciado que "ahora serán los servicios jurídicos de la compañía los que analicen qué acciones legales emprenderán al respecto".

En una nota, Portland Valverrivas ha explicado que la aprobación definitiva de la modificación puntual de las normas urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) por parte del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, en el pleno celebrado esta mañana, supone "la paralización del proyecto de valorización energética de residuos de la fábrica perteneciente al Grupo Cementos Portland Valderrivas, ubicada junto a la A-92".

La compañía apunta que este "bloqueo 'ex profeso'" de su proyecto pondrá en "serio riesgo la competitividad de las instalaciones, que no podrá competir en igualdad de condiciones con las 28 de las 33 fábricas de cemento españolas que sí han implementado ya este proceso".

Cementos Portland Valderrivas lamenta, además, que esta decisión municipal "contradiga la autorización con la que ya contaba, desde septiembre de 2014, para ejecutar este proyecto, otorgada por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, administración competente en esta materia, y que emitió tras estudiar la viabilidad del proyecto y su incidencia en su entorno próximo".

A este respecto, la empresa asegura encontrarse en una situación de "desamparo", ya que este bloqueo supondrá "un grave perjuicio para la fábrica y tendrá una repercusión negativa en términos de empleo y competitividad". Así, los servicios jurídicos de la compañía "se encuentran ya analizando las distintas posibilidades legales que emprenderán para recurrir esta medida".

Ha recordado que en los últimos meses, tanto los trabajadores de la fábrica como los miembros del comité de empresa "han estado alertando de la difícil posición en la que les sitúa esta modificación del PGOU alcalareño", por lo que han mantenido reuniones previas con la alcaldesa de Alcalá de Guadaíra y varios miembros de su equipo, así como con representantes de otros grupos municipales, para explicarles la realidad del proyecto.

También han interpuesto una denuncia ante el Defensor del Pueblo andaluz y han solicitado reunirse con el Presidente de la Diputación Provincial de Sevilla para trasladarle sus inquietudes ante este hecho.

Cementos Portland Valderrivas insiste en que su proyecto de valorización energética de residuos es "una mejor técnica disponible reconocida por la Comisión Europea, que no pone en riesgo la salud de los vecinos, pues consiste en el aprovechamiento del valor calórico obtenido de residuos no peligrosos como combustible alternativo al ya empleado en la producción del cemento".

Ha precisado que tiene "la particularidad de que estos residuos proceden de gestores de residuos que responden a las máximas garantías y controles y que suponen un ahorro en el consumo de combustibles fósiles, como las que ya existen en Alcalá de Guadaíra".

La fábrica de Alcalá de Guadaíra continuará su labor de "informar a los diferentes agentes políticos y sociales con objeto de dar a conocer su proyecto y los efectos positivos del mismo".

Ha recordado que este proyecto "supondría, además, una inversión superior a los dos millones de euros y tendría un impacto muy positivo en el desarrollo socioeconómico y ambiental de Alcalá de Guadaíra".

La planta de Alcalá de Guadaíra opera en la localidad desde hace cinco décadas, en las que ha realizado grandes inversiones para la modernización de sus instalaciones productivas. A pesar de la crisis que atraviesa el sector desde los últimos seis años, ha continuado apostando por el futuro de este centro de trabajo, empleando a unos 200 trabajadores de manera directa, además de los 600 indirectos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies