PP-A cree que el Gobierno "se ve incapaz" de afrontar la crisis y que por eso "arroja la toalla" y no efectúa sus pagos

Actualizado 14/11/2011 16:54:16 CET

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, ha considerado este lunes que las tasas de morosidad del Gobierno andaluz responden, "evidentemente, a que la Junta ha tirado la toalla y se ve como un Gobierno perdedor e incapaz de afrontar la crisis y hacer frente a los pagos".

En rueda de prensa, el 'popular' ha asegurado que la intención del Gobierno socialista de la comunidad es la de "dejar facturas pendientes al próximo Gobierno"; lo que, en palabras de Sanz, evidencia también que "están convencidos de que no serán ellos" los que ganen en las elecciones autonómicas de 2012.

Sanz, que ha cifrado en 950 millones de euros el montante que la Junta de Andalucía debe a las constructoras y en más de 3.500 millones las facturas que tiene pendientes de pago, ha tachado esta situación de "insostenible" y como "el mayor síntoma de la renuncia del Gobierno".

Un Gobierno autonómico que, a su juicio, ha realizado una "nefasta gestión económica y que ya piensa en que sea el próximo el que pague las facturas". "Esto es inaceptable", ha recalcado Sanz tras preguntarse cómo la Junta carece de fondos para ciertos proyectos cuya financiación, por ejemplo, en un 70 o 80 por ciento, procede de los fondos Feder.

Algunas de las consecuencias de esta situación de morosidad serán, según ha apuntado, la paralización de la obra pública y las bajadas del número de licitaciones, así como los "recortes" en materia de vivienda. Sobre todas estas cuestiones, el PP-A interpelará al Consejo de Gobierno en el próximo pleno del Parlamento andaluz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies