PP critica la "falta de plan real de Junta para acabar con las caracolas en los colegios"

Publicado 09/03/2018 16:43:40CET

SEVILLA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, y la parlamentaria popular Patricia del Pozo han señalado que de los más de 2,7 millones que la Junta de Andalucía ha sacado a licitación para eliminar las caracolas de los colegios, "a Sevilla, según lo recogido en los presupuestos, les corresponde sólo 573.096,20 euros, una cantidad totalmente insuficiente para eliminar las muchas aulas prefabricadas que hay en los centros educativos de la provincia".

En un comunicado, las dirigentes del PP sevillano han recordado que "Sevilla empezó el curso con 68 aulas prefabricadas, ya que aunque la Junta de las 61 existentes retiró dos caracolas en paralelo instaló siete más, mencionando cinco en Alcalá de Guadaíra, dos en Bormujos, una en Gelves y otra en Espartinas.

Indican que, de momento, en el Plan de Infraestructuras de Educación para el curso 2017-2018 sólo se contemplan tres actuaciones para suprimir aulas prefabricadas en el CEIP 'Talhara' de Benacazón, CEIP 'Purísima Concepción' de La Algaba y el CPR 'Los Girasoles' de Los Palacios. "No sabemos si con esa escasa partida de dinero se podrán retirar ni siquiera esas", añade.

En ese sentido, la presidenta popular ha reiterado que "la confianza del PP en el cumplimiento del presupuesto educativo de la Junta es cero". "Tenemos razones para ello", lamenta.

Explica que en 2017 el plan de infraestructuras en educación recogía una partida de 40 millones de euros en el presupuesto de inversiones en infraestructuras educativas de Sevilla para la construcción de nuevos centros, ampliaciones, reformas, pero a finales del mes de noviembre "sólo se han ejecutado poco más de 9 millones de euros". "Está claro que no podemos confiar en que se lleven a cabo las actuaciones previstas ni siquiera en la retirada de caracolas", advierte.

En su opinión, "la Junta carece de un plan real de inversiones que permita acabar con las caracolas, sólo actúa poniendo parches, y eso supone que en pleno 2018 cientos de escolares sevillanos sigan recibiendo clases en aulas prefabricadas en condiciones que no son de recibo".