PP-A dice que 2009 se recordará por el nombramiento "poco claro" de Griñán y el "incumplimiento" de la 'deuda histórica'

Actualizado 25/12/2009 16:15:30 CET

SEVILLA, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PP-A en el Parlamento andaluz, Esperanza Oña, consideró hoy que el año 2009, que se encuentra a punto de finalizar, se recordará por el nombramiento de manera "poco clara" de José Antonio Griñán como presidente de la Junta de Andalucía, tras la marcha de Manuel Chaves al Gobierno central, por el "incumplimiento" del Estatuto de Autonomía y de la 'deuda histórica', tras su liquidación en solares, y por el "continuo rechazo y desprecio" de la Junta a las propuestas para salir de la crisis económica formuladas por el PP-A.

En una entrevista concedida a Europa Press, en la que hizo un balance político del año 2009, Oña indicó que como consecuencia de los problemas internos del PSOE-A, producidos por un ex presidente "que no acaba de irse" y por un nuevo presidente "que no acaba de aterrizar", hay en un Gobierno andaluz "dividido" entre los más afines a Chaves y los que lo son a Griñán, "lo que finalmente se traduce en una falta de acción del Ejecutivo andaluz".

Otro de los acontecimientos fundamentales en la vida política en 2009, según apuntó Oña, ha sido la "traición" cometida por la Junta de Andalucía al pueblo andaluz al aceptar el cobro de la 'deuda histórica' en solares. "Ha sido un engaño con mayúsculas, premeditación, alevosía y no sabemos si nocturnidad", indicó la 'popular', quien aseguró que el presidente de la Junta de Andalucía ha quedado "desacreditado" ante la ciudadanía.

La dirigente del PP-A dijo que Griñán "no sólo ha quedado mal" por su "servilismo y obediencia" al Gobierno de la Nación, sino porque él mismo "ha roto su palabra", ya que, según recordó Oña, dijo que cobraría la 'deuda histórica' en dinero "contante y sonante" y que incluso "enseñaría el cheque".

En tercer lugar, la portavoz del PP-A en la Cámara andaluza destacó que 2009 ha sido también el año de las propuestas del PP-A al PSOE-A, "cuando no tendríamos por qué implicarnos al gobernar el PSOE con mayoría absoluta, sino que podríamos limitarnos a hacer una labor de oposición y punto".

Oña recordó que el PP-A le ha presentado a la Junta de Andalucía y a los socialistas un documento con 100 propuestas para salir de la crisis, otro con 15 reformas necesarias en la Administración andaluza, un pacto presupuestario de cara a la aprobación de las cuentas del Gobierno andaluz para 2010 y otro pacto educativo. "A ninguno de ellos ha habido respuesta, sirviendo sólo para la risa y la sorna", apostilló.

En esta línea, consideró que es el ciudadano quien sale "perjudicado" al no sellarse ningún pacto y al no poder contar con un gobierno "estable, solvente, consolidado y que defienda los intereses de Andalucía por encima de los de partido". A su juicio, "no parece que el Gobierno andaluz se conmueva por cumplir sus obligaciones y para que Andalucía en vez de estar la última, esté la primera".

"EL PP ES MUCHO MÁS CREÍBLE QUE HACE UNOS AÑOS"

Por otro lado, Oña dijo tener el convencimiento de que la ciudadanía comienza a prescindir de una ideología que no le da resultados y empieza apostar por una gestión "eficaz", que es lo que, según apuntó, pasa en países como EE.UU, Francia, Alemania o Inglaterra. "La gente castiga y premia y vota a quien le resuelve los problemas", agregó.

Asimismo, la dirigente y parlamentaria 'popular' afirmó que el PP es hoy "mucho más creíble que hace unos años" y que la formación se aprecia como una fuerza política "moderna y competitiva" con el resto de países, mientras que el PSOE se aprecia como el "conformismo más absoluto y la resignación del todo vale".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies