PP-A dice que las medidas de la Junta ante la crisis son un "fracaso" ya que desaparecieron 3.327 empresas hasta julio

Actualizado 18/08/2009 14:50:34 CET

SEVILLA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Economía del PP-A, Salvador Fuentes, afirmó hoy que las medidas de la Junta de Andalucía ante la crisis son un fracaso", ya que desde el año pasado hasta julio han desaparecido un total de 3.327 empresas inscritas en la Seguridad Social, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

En declaraciones a Europa Press, Fuentes apuntó que, según los datos del Gobierno, en julio desaparecieron 1.107 empresas en la Comunidad respecto al mes anterior y un total de 19.160 desde el año 2007. Asimismo, destacó que en el mes de julio sólo la provincia de Cádiz ganó en el número de empresas inscritas en la Seguridad Social.

De esta manera, el portavoz de Economía del PP-A señaló que las cifras ponen de manifiesto que "Andalucía está perdiendo de manera progresiva el tejido productivo y músculo empresarial", por lo que añadió que esto junto al aumento del paro significa que "el PSOE es igual a más paro y menos empresas".

Asimismo, indicó que en agosto de 2008 el ex presidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves defendía que Andalucía era el territorio mejor preparado para soportar la crisis, si bien Fuentes criticó que "así sólo quiso tapar su fracaso de no hacer los deberes en su día".

En este sentido, recordó que la tasa de paro en la Comunidad es "absolutamente preocupante", con una tasa de paro "camino al 25 y el 30", lo que supone "la pérdida de tejido productivo de manera preocupante". "No estamos mejor preparados y los efectos están siendo terribles", subrayó.

Además, Fuentes también puso de manifiesto que los últimos datos del Índice de Precios de Consumo (IPC) que se sitúa en Andalucía en el -1,4 y a nivel nacional en el -1,5 supone que, según explicó, "el consumo se retrae, lo que perjudica al tejido productivo en su eslabón más débil, las pequeñas y medianas empresas y los autónomos".

Por último, consideró "irresponsable" la actitud del PSOE de "no asumir las reformas estructurales, inevitables y urgentes, que el PP pone encima de la mesa, que se basan en la austeridad, menor carga fiscal y burocrática".