El PP-A ve "impecable" su actuación respecto a Cristina Ruiz y critica que el PSOE-A se atreva "a dar lecciones"

Rosario Soto, Antonio Sanz Y Rafael Carmona, Hoy En Rueda De Prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 16:32:56 CET

SEVILLA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, ha considerado "impecable e intachable" la actitud de su formación después de conocerse que Cristina Ruiz, quien fuera integrante de la lista del PP a la Alcaldía de Córdoba, supuestamente tramitó un expediente de regulación de empleo (ERE) en el que se han detectado ocho prejubilados falsos y otras nueve irregularidades más. "Ha durado 48 horas", ha apuntado el dirigente 'popular', quien ha criticado que el PSOE-A se atreva "a dar lecciones" a su partido.

En rueda de prensa, en la que ha estado acompañado por la portavoz regional del PP-A, Rosario Soto, y por el coordinador del área económica, Rafael Carmona, Sanz ha considerado que "hay que ser caradura y cínico para decir lo que dice el PSOE sobre este asunto, cuando entre sus filas tiene a diputados, consejeros, exconsejeros y senadores implicados hasta las cejas", en relación al caso de los ERE.

En esta línea, ha dicho que es "imposible" que su formación supiera lo que ocurrió en 2006, fecha en la que se tramitó el citado ERE, puesto que en aquel entonces no tenían ninguna vinculación con Cristina Ruiz, "una persona independiente". "Los que gestionaban los ERE de la A a la Z son los responsables socialistas", ha añadido Sanz, quien ha insistido en que los únicos beneficiarios de estas ayudas eran "compañeros, amigos y familiares del PSOE".

Sobre el padre de Cristina Ruiz, quien se habría beneficiado de una prejubilación falsa, según publica este jueves 'El Correo', Sanz ha dicho que era "muy amigo" del exdirector general de Trabajo y Asuntos Sociales, Francisco Javier Guerrero. "Sabemos que era amigo, lo que no sabemos es si era compañero", ha apostillado.

Asimismo, el 'número dos' del PP andaluz ha indicado que "el cerco se cierra cada vez más" sobre el diputado socialista Ramón Díaz, ya que, según ha destacado Sanz, se ha conocido que participó en las reuniones con la empresa Promi, en la que se aprobó el ERE donde se han detectado a ocho prejubilados falsos.

Finalmente, ha dicho que si el PSOE se "aplicara el cuento" y actuara como lo ha hecho el PP-A en este caso, apartando a la candidata de la lista de Córdoba, "tendría que dimitir medio PSOE". "En este caso pinchan en hueso y no van a encontrar nada", ha concluido el secretario general del PP-A.