PP-A vota en contra un 'cara a cara' Griñán-Arenas en la RTVA

Actualizado 29/02/2012 17:53:14 CET

PP-A vota en contra un 'cara a cara' Griñán-Arenas en la RTVA

Aprobado en el consejo de administración

Actualizado 29/02/2012 17:53:14 CET

SEVILLA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El consejo de administración de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) ha aprobado este miércoles, con los votos de los consejeros del PSOE-A, el plan de cobertura de la cadena autonómica para las elecciones del 25 de marzo, que ha sido rechazado por el PP-A, y en el que se incluye un 'cara a cara' entre José Antonio Griñán y Javier Arenas, así como un debate a tres, esto es, entre los candidatos a la Presidencia de la Junta cuyos partidos tienen actualmente representación en el Parlamento.

   Este plan de cobertura, que ha contado con la abstención de IULV-CA, ha sido presentado por el director general de la RTVA, Pablo Carrasco, ante el consejo de administración y en él se plantean dos debates entre candidatos a la Presidencia de la Junta, que se emitirían tanto por la televisión como por la radio, uno de ellos un 'cara a cara' entre Griñán (PSOE-A) y Arenas (PP-A), y otro a tres bandas, en el que también participaría Diego Valderas (IULV-CA).

   Se contemplan, asimismo, otros 4 debates sectoriales y 8 provinciales, incrementando un 20 por ciento el tiempo total dedicado a la confrontación de ideas entre los distintos candidatos, con respecto a anteriores coberturas. Como aspecto más novedoso, según se recoge en un comunicado de RTVA sobre el plan de cobertura, se encuentra la emisión, por primera vez, en diferido, a través de Canal Sur 2, de los grandes mítines de los partidos políticos con representación en el Parlamento andaluz.

   En cuanto a las entrevistas, en el plan de cobertura se prevén más de un centenar, que incluyen la de los tres dirigentes de las formaciones con representación parlamentaria, y el resto de cabezas de lista de otros partidos con presencia significativa. Se realizarán once en cadena y otras tantas en cada una de las desconexiones provinciales.

   De igual manera, cada día habrá un bloque de información de campaña de 6 minutos, en cada uno de los espacios de noticias, más otros 4 en cada una de los informativos locales, lo que supone un 10 por ciento más de tiempo que el destinado en las anteriores elecciones autonómicas, según la RTVA, que añade que, como es habitual, habrá tres especiales para el inicio y el cierre de campaña, así como durante la jornada electoral, con un programa que recogerá el cierre de los colegios, una encuesta de resultados y el seguimiento del recuento de los votos hasta conocer los datos finales.

   Asimismo, la cadena autonómica destaca que el esfuerzo por acercar a los andaluces la máxima información posible ante las elecciones autonómicas, movilizará a centenares de profesionales. Carrasco ha destacado que los ejes básicos de esta campaña electoral son el respeto al pluralismo político, garantizar la objetividad, la transparencia,  la neutralidad informativa, la y la proporcionalidad, así como aplicar criterios periodísticos y garantizar espacios para el debate democrático y el libre contraste de opiniones sobre asuntos políticos, tal y como recoge el ordenamiento jurídico para los medios de comunicación públicos.

   El PP-A ha expresado su rechazo "de plano" al plan de cobertura, apuntando que la RTVA "no cumple los criterios de neutralidad e imparcialidad mínimamente exigibles". Asimismo, fuentes populares han trasladado a Europa Press en relación con los debates que aún hay una "negociación abierta" a nivel de partidos que es de la que tendrá que salir una propuesta en relación con los debates y el posible 'cara a cara' entre Griñán y Arenas.

   Por su parte, el portavoz del PSOE-A en el consejo de administración, Francisco Rodríguez, ha manifestado a Europa Press que el PP-A claramente "no quiere debatir" y está poniendo "todas las pegas del mundo" para que no haya debates entre los candidatos porque sabe "que Arenas los va a perder". Ha lamentado que una vez más que el PP-A "ponga en cuestión la neutralidad" de los profesionales de la cadena autonómica.