Los prejubilados de Mercasevilla levantan el encierro tras una entrevista con el director provincial del INEM

Actualizado 20/10/2010 19:36:19 CET

Las partes debaten una fórmula para que el colectivo de ex trabajadores goce del subsidio de desempleo

SEVILLA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los ex trabajadores de la sociedad mixta Mercasevilla prejubilados merced al expediente de regulación de empleo (ERE) de 2007, de cuyas prestaciones se desliga la Consejería de Empleo, han levantado pasadas las 14,00 horas el encierro iniciado en la sede provincial del Instituto Nacional de Empleo (INEM) al haber paralizado dicha institución sus subsidios de desempleo. El colectivo y el director provincial de la institución han debatido una fórmula para recuperar estos pagos suspendidos ante las prestaciones comprometidas en el ERE, cuyo coste se eleva a 9.046.976,95 euros y cuyas nóminas han quedado en el aire al desvincularse de su financiación la Administración autonómica.

El presidente del comité de empresa de Mercasevilla, Rafael Domínguez (CCOO), ha informado a Europa Press de que tras tres horas de encierro, el colectivo de los prejubilados ha celebrado un encuentro con el director provincial del INEM, a quien ha expuesto la situación que sufren estos ex trabajadores incapaces de acceder a su subsidio de desempleo a cuenta de las circunstancias que les rodean. Y es que al desligarse la Consejería de Empleo de la financiación del ERE y quedar suspendidas las prestaciones implicadas en el procedimiento, cuyo coste se eleva a 9.046.976,95 euros, el colectivo de prejubilados percibe sus correspondientes nóminas mediante contratos de préstamo librados mensualmente por Mercasevilla con la renuncia expresa de los beneficiarios a la adquisición de derechos.

Dado el caso, los prejubilados han defendido que gozan de "certificados" librados por la división aseguradora del Banco Vitalicio, --contratado por Mercasevilla para las pólizas correspondientes a las prestaciones del ERE--, con el reconocimiento de que el pago de las nóminas en cuestión fue paralizado "en noviembre de 2009", extremo derivado de la posición de la Consejería de Empleo, que no admite como válida la firma del director general de Empleo que figura en la documentación del ERE a la hora de confirmar la participación de la Junta de Andalucía en la financiación.

Ante estos certificados, y según el relato de Rafael Domínguez, el director provincial del INEM ha propuesto a los prejubilados que promuevan "reclamaciones previas" contra la suspensión de sus subsidios de desempleo pero incluyendo los citados documentos del Banco Vitalicio. "Así, tendrían que reconocer el derecho al subsidio", ha dicho el presidente del comité de empresa de Mercasevilla.

UN DOCUMENTO REVELADOR

Ya el pasado 2 de junio, como se recordará, el comité de empresa de Mercasevilla hizo público un documento firmado el 29 de abril de 2008 por el entonces director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero, en el que la administración autonómica se comprometía a abonar 1,89 millones de euros en el marco de una póliza para ocho ex trabajadores de esta compañía.

En ese documento, cuya validez jurídica niega el gobierno andaluz, el por entonces director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía expresaba ante Vitalicio Seguros --compañía con la que Mercasevilla negoció la póliza correspondiente a estas prestaciones-- su "conformidad" a la suscripción de una póliza para ocho ex trabajadores de la sociedad mixta, "comprometiéndose" a continuación a "abonarles" con fecha 1 de julio de 2008 1.891.637,83 euros.

COINCIDENCIAS

Esta fecha y esta cuantía, además, "coinciden" con el contenido de un documento librado por Vitalicio Seguros en el marco de la póliza de seguro colectivo de rentas suscrito por la sociedad mixta precisamente para las prestaciones de los trabajadores adheridos al ERE de 2007. En ese documento, en efecto, la compañía aseguradora atribuye el 22 de mayo de 2008 a la Junta de Andalucía el abono de 1.891.637,83 euros a fecha de 1 de julio de 2008 en concepto de "prima" aplazada para la financiación de las prestaciones. La cuantía y las fechas de pago, además, coincidían con una de las partidas que, según otro documento de Vitalicio Seguros, se esperaba del Gobierno andaluz para sufragar las prestaciones de varios de los aproximadamente 40 pre jubilados del ERE.