Presentan este miércoles en Sevilla un proyecto para evitar la transmisión del VIH por leche materna a los neonatos

Lactancia, lactante, bebé
PRODUNIS/CREATIVE COMMONS
Actualizado 09/11/2011 6:58:09 CET

SEVILLA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El doctor Luis Fernando López Cortés, especialista de la Unidad Clínica de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Medicina Preventiva del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, presenta este miércoles en la capital hispalense un proyecto para evitar la transmisión del VIH de los recién nacidos que ingieren la leche materna de su madre.

La iniciativa, pionera en la sanidad española, denominada 'Proyecto CORTESÍA', de la que López Cortés es su director y que cuenta con la colaboración de la compañía biomédica ABBOTT, se está pilotando en los hospitales Virgen del Rocío de Sevilla, Clínico de Granada, Carlos Haya de Málaga, General Universitario de Valencia y Virgen de la Arrixaca de Murcia, según la información a la que ha tenido acceso Europa Press. En concreto, se trata de la entrega gratuita de leche maternizada a madres con infección por VIH.

El VIH tiene un papel muy relevante en el caso de las mujeres embarazadas, debido a la posibilidad de transmitir la infección al recién nacido durante los periodos del parto y la lactancia materna. No obstante, medidas como el tratamiento antiretroviral, la cesárea programada en determinados casos y la contraindicación de la leche materna, la transmisión vertical es hoy en día menos frecuente.

Por ello, el proyecto CORTESIA nace de la situación a la que se enfrentan algunas mujeres infectadas por el VIH en el momento de dar a luz, esto es, la imposibilidad de amamantar a su recién nacido por riesgo de transmisión del VIH a través de la leche materna; así como la necesidad de una adecuada alimentación del niño mediante leches maternizadas, que le aporten los nutrientes necesarios para su desarrollo.

Un porcentaje de mujeres VIH, por sus condiciones socioeconómicas no tienen acceso a este tipo de alimentación. Por ello, Abbott ha contactado con profesionales de la salud para poner en marcha este proyecto piloto, que consiste en proporcionar leche maternizada durante los primeros seis meses de vida a aquellas mujeres VIH que acaban de tener un recién nacido.

En este proyecto piloto son los médicos de enfermedades infecciosas los responsables de detectar e incluir en el proyecto a las pacientes y a través del Servicio de Farmacia del hospital, un farmacéutico será el responsable de la entrega de la leche maternizada a la paciente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies