El presidente de la comisión propone llevar a Fiscalía el "abandono" de Rivas

Actualizado 18/04/2016 17:36:30 CET

SEVILLA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la comisión de investigación sobre el presunto fraude en las ayudas a la formación, Julio Díaz (Ciudadanos), ha propuesto a los grupos un acuerdo para que el Parlamento lleve a la Fiscalía el "abandono" de la sala por parte del exdelegado de Empleo de la Junta en Sevilla Antonio Rivas, antes de que finalizase su comparecencia y sin escuchar las preguntas que le iban a formular los grupos parlamentarios.

   Así lo ha anunciado Julio Díaz, momentos antes de que comenzara la segunda comparecencia de la mañana en la comisión de investigación, y después de consultar con los servicios jurídicos del Parlamento, en con letrado de la comisión de investigación, sobre la forma de actuar por parte de este órgano, a raíz de la actuación de Antonio Rivas.

   El presidente de la comisión ha comunicado a los grupos que a lo largo de la mañana les llegará una convocatoria para celebrar una reunión "reservada" de este órgano, en la que se aborde la citada propuesta, dando así respuesta, en su opinión, a las peticiones que los distintos portavoces le han realizado, después de que Rivas abandonara la comisión.

   Díaz, que considera que hay un "acuerdo explícito" por parte de los miembros de este órgano, les ha propuesto poner en conocimiento de la Mesa del Parlamento que el exdelegado de Empleo en Sevilla "abandonó la sala no cumpliendo el deber de comparecencia por el que había sido citado, habiéndole realizado los apercibimientos legales oportunos y que se da traslado al Ministerio Fiscal en orden al ejercicio de las acciones que fueran pertinentes".

   Durante la comparecencia, el presidente de la comisión advirtió a Rivas de que al abandonar la sala sin escuchar las preguntas de los grupos su comparecencia quedaba "inconclusa", aunque también le indicó que tenía "plena libertad" para hacer lo que considerase oportuno y que no se le iba a "coaccionar" en modo alguno.

   A este respecto, el exdelegado de Empleo insistió en que había comparecido, e incluso había realizado una declaración, y que no existía normativa legal que le exigiera quedarse a oír las preguntas de los grupos, unas preguntas que, en su opinión, suponían una "estrategia de escarnio público" hacia su persona.

   Al finalizar la comparecencia, Díaz garantizaba a los grupos que, asistido por los letrados, iba a hacer lo que pudiera "para que esta situación tenga una respuesta por parte de este Parlamento". "Yo estamparé mi firma en todo lo que sea necesario", advertía Díaz, quien también dejaba claro su rechazo a las declaraciones realizadas por Rivas en cuanto al trabajo de esta comisión.

   Previamente, la totalidad de los grupos pedían al presidente de la comisión que tomará medidas al respecto sobre lo ocurrido para evitar que pudiera volver a producirse. IULV-CA y C's reclamaban trasladar el asunto a la Fiscalía, mientras que Podemos demandaba medidas "contundentes", el PP-A se reservaba "acciones de cualquier tipo" por las declaraciones sobre su formación y el PSOE-A pedía "reflexionar" sobre lo ocurrido, censurando el comportamiento del exdelegado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies