Una psicóloga de la cárcel de Morón cree que el intento de suicidio de Carcaño fue "real"

Carcaño comparece ante el juez instructor
EP
Actualizado 07/02/2011 16:29:06 CET

SEVILLA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una psicóloga de la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), donde permanece interno el asesino confeso de la joven sevillana Marta del Castillo desde el día 16 de febrero de 2009, ha considerado este lunes que el intento de suicidio protagonizado por Miguel Carcaño el día 26 de marzo de 2009 fue "real", así como que lo encontraba "emocionalmente alterado" desde su última declaración ante el juez de Instrucción número 4, prestada días antes del intento de suicidio y en la que implicó al menor conocido como el 'Cuco' en la violación y asesinato de la víctima, a la que habrían arrojado posteriormente a un contenedor ubicado en los alrededores del piso de León XIII donde se produjo el crimen.

El salón de plenos de la Audiencia Provincial de Sevilla ha acogido en la mañana de este lunes la novena sesión del juicio que celebra el Juzgado de Menores número 3 contra el 'Cuco', en la que han testificado seis de los nueve testigos previstos --se ha renunciado a tres propuestos por la acusación particular--, entre ellos ésta psicóloga de la cárcel de Morón, quien le ha dado credibilidad al intento de suicidio que protagonizó el asesino confeso a las 20,00 horas del día 26 de marzo, cuando, aprovechando el momento de la cena, fue al cuarto de baño y se ahorcó del quicio de una puerta utilizando para ello los cordones de un chándal.

En este sentido, y según han informado a los periodistas tanto los abogados personados en el procedimiento como la propia Fiscalía, la psicóloga de la prisión de Morón de la Frontera ha opinado que el intento de suicidio protagonizado por el asesino confeso fue "real", añadiendo que, con anterioridad a la declaración en la que involucró al menor, Miguel era una persona "estable, pasiva y con autocontrol", mientras que a raíz de la referida declaración judicial pasó a estar más "nervioso y ansioso, con un estado personal más confuso".

En la novena sesión del juicio contra el menor también ha testificado por videoconferencia desde Murcia uno de los presos que estaban al cuidado del asesino confeso, en función del Protocolo de Prevención de Suicidios, el cual ha asegurado que se percató de lo que estaba pasando "porque escuchaba ruidos guturales de que alguien se estaba ahogando", por lo que fue hasta el cuarto de baño y se encontró allí "colgando de la cuerda" a Miguel Carcaño, al que descolgó del quicio de la puerta con la ayuda de un funcionario de la cárcel.

"NO PODÍA CON LA VERDAD"

Al hilo de ello, el abogado de la familia, Inmaculada Torres, ha destacado en declaraciones a los periodistas la "importancia" de la declaración de la psicóloga, y ha subrayado que Miguel Carcaño "se aprovechó que todos comían para irse al baño y colgarse, porque en ese momento se queda sin vigilancia y él lo sabe". A su juicio, "después de decir la verdad, Miguel cambió anímicamente e intentó suicidarse, porque la verdad ya la había dicho, no puede con ella y se siente mal".

Sobre este particular, el abogado del menor, Fernando de Pablo, ha dicho que, "particularmente, no se cree" que el intento de suicidio del asesino confeso fuera "real", ya que "alguien que está rodeado por presos de confianza y se pone a hacer gorgoritos... eso es como el que se toma pastillas y llama por teléfono para decir que se las ha tomado". No obstante, ha opinado que "a lo mejor intentó suicidarse porque había dicho una mentira y le remuerde la conciencia".

En esta línea, el letrado del 'Cuco' ha aseverado que "cada uno interpreta lo que quiere, pero yo no me creo el intento de suicidio, porque si estás rodeado de presos de confianza y te pones en el cuarto de baño, al lado de ellos, y haces ruido, tienes casi garantizado que te van a coger antes de que te suicides, pero me da lo mismo, como si hubiera llegado hasta el final". "Me parece un poco chocante, pues hay otras formas de suicidarse además del ahorcamiento, que hace ruido", ha apostillado.

OLOR A LIMPIO Y A LEJÍA

En la jornada de este lunes también ha declarado un compañero de María García, acusada de encubrir los hechos, quien ha relatado al juez de Menores número 1, Alejandro Vián, que estuvo estudiando en el piso de León XIII el día siguiente al crimen y que allí "olía a limpio y a lejía". Además, "todas" las ventanas del inmueble estaban abiertas, por lo que tenía "frío" y le dijo a María que "cerrara" las ventanas, algo a lo que la imputada accedió tras "insistirle" en ello varias veces. Este testigo ha señalado también que el menor estuvo en el piso "para recoger unos CD".

De igual modo, han testificado este lunes el conductor de la compañía de autobuses que cubre la ruta entre Montequinto y Sevilla, quien ha dicho que el último autobús salió ese día a las 2,20 horas, pero que no puede a identificar a Samuel Benítez como una de las personas que subió al autobús la noche de los hechos porque "no se fija en las caras de la gente" y esa noche había una gran cantidad de usuarios; y la jefa de Miguel en el bingo en que éste trabajaba, que ha aseverado que el asesino confeso llegó a las 5,00 a su lugar de trabajo pero a los pocos minutos le pidió permiso para irse "para darle las llaves a una hermana que se había quedado fuera de casa", y que luego, a una hora que no ha podido concretar, volvió al bingo.

La madre de Marta del Castillo, Eva Casanueva, ha atendido a los periodistas al término de la sesión y ha puesto de manifiesto que, según la psicóloga, "Miguel Carcaño intentó suicidarse, y que había que darle validez a lo último que él decía en la carta", en la que Miguel implicaba al menor en el asesinato y la violación de Marta. Por su parte, el padre de la joven ha indicado que "Miguel sabía lo que le esperaba, estaría acojonado y se querría quitar del medio". Por último, el socio de Francisco Javier Delgado en el bar ha declarado, según palabras de Eva Casanueva, que "hubo unas horas en el bar en que allí no va nadie, que entre la una y media de la madrugada y la tres y media solo se registra una Coca-Cola, y que en el local no se hizo caja como se hacía habitualmente".

El juicio continuará este miércoles --el martes es día de descanso-- con la comparecencia de un perito lofoscopista --experto en la recogida de huellas-- y otros tres peritos, cuyo testimonio ha sido tildado de "clave" tanto por la Fiscalía como por la acusación particular que ejerce la familia de la víctima. De este modo, serán los encargados de exponer los resultados de los análisis de AND realizados respecto a las tres manchas de sangre halladas en tres puntos del dormitorio del asesino confeso de la joven, así como en una de las puertas del vehículo propiedad de la madre del 'Cuco'.

EL JUICIO SIGUE LA PRÓXIMA SEMANA

En principio, en la jornada del jueves declararán dos médicos forenses, dos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía y tres psicólogos, que serán los encargados de analizar el daño moral que la desaparición de Marta del Castillo ha causado a sus familiares. Fuentes judiciales han informado a Europa Press de que, tras estas comparecencias, se pasará a la reproducción de las pruebas documentales admitidas y a la lectura de los informes finales, estando previsto que la vista oral se prolongue, al menos, hasta el próximo lunes.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies