El PSOE de Alcalá achaca al "cambio de criterio" del PP el rechazo a la modificación para el pago de facturas

 

El PSOE de Alcalá achaca al "cambio de criterio" del PP el rechazo a la modificación para el pago de facturas

Publicado 30/12/2016 18:13:32CET

"Ha existido una actitud irresponsable que ha perjudicado a los proveedores", avisan los socialistas

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo socialista del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), que gobierna el municipio en minoría con Ana Isabel Jiménez como alcaldesa, ha achacado este viernes al "cambio de criterio" del PP el rechazo plenario a la aprobación definitiva de una modificación presupuestaria de 2,43 millones de euros aprobada inicialmente el pasado 30 de noviembre, avisando de que tal extremo implica un "perjuicio" para los proveedores.

En concreto, fue el pasado 30 de noviembre cuando el pleno de Alcalá aprobó inicialmente un crédito extraordinario y suplemento de crédito por valor de 2,43 millones de euros, al objeto de redestinar determinadas partidas del vigente presupuesto municipal al pago de gastos comprometidos en los ejercicios 2014, 2015 y 2016, como los déficit de explotación del servicio de recogida de basura, limpieza viaria, gastos de las delegaciones de deporte, transporte, feria y fiestas mayores.

La aprobación inicial de esta modificación presupuestaria salió adelante gracias al voto a favor de los nueve concejales del PSOE, la abstención de los cinco ediles del PP, de las dos de Ciudadanos y de las dos ediles de Alcalá Puede escindidas de Podemos, y el voto en contra de los dos capitulares de Alcalá Puede leales a Podemos, los dos concejales del PA y los tres de Izquierda Unida/Alternativa Alcalareña.

Durante el periodo de información pública, según han informado a Europa Press fuentes municipales, los capitulares de Alcalá Puede leales a Podemos formularon alegaciones a la operación, por "falta de información al no haber sido facilitada la relación de facturas" a pagar y un posible "fraccionamiento indebido" de facturas contrario a la Ley de Contratos del Sector Público.

A cuenta de tales alegaciones, el pleno extraordinario celebrado este pasado jueves estaba destinado a desestimar tales alegaciones y aprobar definitivamente la modificación presupuestaria, si bien según las citadas fuentes, ambos aspectos fueron rechazados, después de que el Grupo popular modificase su posición desde la abstención al voto en contra.

NUEVA VOTACIÓN

En concreto, este pasado jueves votaron a favor de la operación los nueve ediles del PSOE y se abstuvieron la única edil de Ciudadanos presente en la sesión y las concejales de Alcalá Puede escindidas de Podemos, pronuncidándose en contra los cuatro ediles del PP que habían acudido al pleno, los dos del PA, los tres de Izquierda Unida/Alternativa Alcalareña y el único edil de Alcalá Puede leal a Podemos que ha asistido. La operación, así, no ha prosperado.

Dado el caso, el Grupo municipal socialista expone en un comunicado que la propuesta de aprobación definitiva de esta operación "fue rechazada por el cambio de sentido del voto del PP, que en esta ocasión votó en contra, modificando un criterio anterior sobre un mismo expediente".

"Ha existido una actitud irresponsable que se ha perjudicado a los proveedores de este Ayuntamiento. Fue el propio grupo municipal del PP el que publicó una nota de prensa en la que decían que se habían abstenido por responsabilidad, por no perjudicar la gestión municipal y para que pudieran cobrar los proveedores", recuerda el PSOE.

Denuncian además los socialistas "una pinza entre el PP y los concejales de Podemos que viene siendo habitual en el Parlamento de Andalucía y en otros municipios, para bloquear la gestión". En cualquier caso, el Gobierno municipal señala que trabaja ya en la adaptación del proyecto de presupuesto municipal de 2017, que "tendrá que ser reducido en algunas partidas conforme a lo inicialmente previsto" en esta malograda modificación del vigente presupuesto.

"El presupuesto de 2017 deberá completar crédito suficiente para atender el pago a los proveedores municipales, que prestaron sus servicios durante los ejercicios 2014, 2015 y 2016 y que estaba previsto que cobraran gracias al expediente de modificación presupuestaria rechazado por la oposición", concluyen los socialistas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies