El PSOE de Valencina pide la dimisión de tres ediles de la oposición tras el segundo rechazo al presupuesto

Publicado 02/06/2017 12:21:03CET

Asegura que los concejales de Construyendo Valencina/IU habían manifestado estar "de acuerdo" con el proyecto presupuestario

VALENCINA DE LA CONCEPCIÓN (SEVILLA), 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La agrupación socialista de Valencina de la Concepción (Sevilla) ha reclamado las dimisiones de las concejales de Construyendo Valencina y del edil no adscrito expulsado de IU-CA, después de que recientemente, el pleno municipal rechazase por segunda vez el proyecto presupuestario del Gobierno local del socialista Antonio Manuel Suárez, actualmente en minoría. Después de que la mayoría de los concejales de las fuerzas de oposición votasen contra los nuevos presupuestos, el PSOE alega que estos ediles habrían manifestado que estaban "de acuerdo" con el documento.

La portavoz del grupo municipal socialista, Concha Cózar, ha expuesto en un comunicado la "indignación" del PSOE ante el resultado del reciente pleno extraordinario, destinado a someter a votación el proyecto presupuestario del Gobierno local socialista, encabezado por Antonio Manuel Suárez y en clara minoría.

Y es que por segunda vez en los últimos meses, el proyecto presupuestario fue rechazado por el pleno, al votar a favor cuatro de los cinco ediles del Grupo socialista, que sufría una ausencia, y del único edil de Mayoría Democrática, toda vez que votaron en contra las dos ediles de Construyendo Valencina, el edil no adscrito expulsado de IU-CA y que confluía con Construyendo, las tres concejales expulsadas del PP y el ya único capitular como tal del PP.

TUMBADO DE NUEVO

Así, el documento presupuestario fue rechazado por cinco votos a favor y siete en contra, según informaban a Europa Press la concejal no adscrita y ex portavoz municipal del PP Nuria Jiménez y la portavoz de Construyendo Valencina, Rocío Peña.

Los socialistas, en ese sentido, aseguran que los tres miembros del grupo municipal de Construyendo Valencina/IU, donde el concejal de la federación de izquierdas ya no está reconocido como representante de la misma, "habían confirmado tanto al equipo de Gobierno como a técnicos municipales, previamente a la celebración del pleno, estar de acuerdo con el proyecto de presupuesto".

"Tras meses de negociación, el equipo de Gobierno ha ido aceptando todas las sugerencias de esta coalición, que además de faltar a la verdad sobre la licitación de la nueva biblioteca, será la principal responsable de que los vecinos de Valencina no dispongan de presupuestos", señala la portavoz socialista.

Según los socialistas, la portavoz de Construyendo Valencina, Rocío Peña, "llegó a pedir al alcalde que le ayudara a convencer a la asamblea local de Construyendo Valencina, para que aceptaran el proyecto de presupuesto presentado". Acusando a estos tres ediles de "engañar" al PSOE, los socialistas les reclaman su dimisión, es decir que renuncien a sus actas de concejal.

LA SITUACIÓN DE VALENCINA

El Ayuntamiento de Valencina, recordémoslo, está marcado por la malograda moción de censura promovida durante el invierno de 2016 por los entonces concejales del PP y de la confluencia política formada entre Construyendo Valencina e IU-CA, para despojar del poder al PSOE, que gobierna en minoría, y formar un gobierno de coalición entre ambas fuerzas.

La moción de censura estaba firmada por los entonces cuatro ediles del PP y los tres de la confluencia Construyendo Valencina/IU, mientras el único edil de Mayoría Democrática no participaba.

Pero cuando el 2 de marzo de aquel año se celebró el pleno extraordinario destinado a debatir y someter a votación dicha moción de censura, la sesión se levantó sin votar la moción, dado que la misma no reunía los "requisitos" estipulados por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg).

Y es que ya entonces, el PP había suspendido cautelarmente de militancia y funciones a tres de sus cuatro ediles al no autorizarles a promover dicha moción de censura, toda vez que el único edil no suspendido se había desligado previamente de la operación, ante las advertencias del partido.

En el caso de IU-CA, la federación de izquierdas había reclamado también a su edil participante de la confluencia con Construyendo Valencina, que se desligase de la moción de censura. La ejecutiva provincial de la formación acordó finalmente su expulsión, porque no habría obedecido a su asamblea local ni a la premisa de no favorecer el ascenso del PP al poder.

Así las cosas, la moción de censura no llegó a ser sometida a votación, al no reunir "los requisitos" estipulados en la Loreg, según la cual "cuando alguno de los concejales proponentes de la moción haya dejado de pertenecer al grupo político municipal al que se adscribió al inicio de su mandato", "la mayoría absoluta" necesaria para formalizar la moción de censura "se verá incrementada en el mismo número de concejales que se encuentren en tales circunstancias".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies