PSOE-A ve bases para que la Junta impulse "inmediatamente" la ley del ente público de crédito y esté en esta legislatura

Mario Jiménez y Francisco Vallejo, este viernes
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 22:41:11 CET

Cree que el PP-A se ha "equivocado" y "da la espalda" a los empresarios andaluces rechazando este instrumento

SEVILLA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE-A del Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha considerado este viernes que hay bases, en virtud de las conclusiones del grupo de trabajo sobre el instituto de crédito público andaluz, para que el Gobierno andaluz impulse "inmediatamente" el proyecto de ley que regule ese futuro ente, de manera que pueda ser una realidad en esta legislatura.

En rueda de prensa, Mario Jiménez, acompañado del potente del PSOE-A en el citado grupo de trabajo del Parlamento, Francisco Vallejo, se ha felicitado por el dictamen aprobado en el mismo, con los votos de grupo socialista y de IULV-CA, donde se apuesta por la creación de un ente público de crédito con ficha bancaria, cuya naturaleza jurídica sea el de una empresa pública con la forma de Sociedad Anónima, con titularidad de la Junta y constituido mediante Ley del Parlamento andaluz.

Según Mario Jiménez, esta iniciativa, incluida en el acuerdo de gobierno suscrito en su día por PSOE-A e IULV-CA, "va a tener efectos prácticos positivos para una parte muy importante de los pequeños y medianos empresarios de Andalucía, que van a ser los principales beneficiarios" ya que el acceso a la financiación "es uno de los grandes problemas" a los se enfrentan desde que se inició la crisis.

El portavoz socialista ha lamentado que el PP-A haya votado en contra del dictamen de la comisión y, en definitiva, de mejorar las condiciones en las que los pequeños y medianos empresarios puedan desarrollar su actividad.

"El PP-A da la espalda a los empresarios andaluces y se sitúa al margen de todas aquellas medidas que signifiquen progreso y avance en la comunidad", según ha sentenciado Mario Jiménez, quien se ha mostrado convencido de que ese partido se ha equivocado con su decisión y que ello va a tener un "coste político".

A partir de este momento, según ha indicado Mario Jiménez, el Gobierno andaluz es el que tomará sus decisiones con respecto al "mejor momento desde el punto de vista político y de conveniente" para impulsar el proyecto de ley que regulará el ente público de crédito.

"Es el Gobierno andaluz el que tiene la iniciativa política para dar los pasos, para verificar los plazos y para establecer también el alcance de cada una de las cuestiones, como el tema de la denominación del ente", según Jiménez, quien ha considerado que se ha avanzado mucho en el grupo de trabajo para que el Ejecutivo dé los pasos, cuando esté "en su ánimo hacerlo, inmediatamente".

Para Jiménez, "bases hay para que pudiera ir en esta legislatura y se pudiera impulsar inmediatamente, pero tendrá que ser el Gobierno andaluz el que decida, dentro de su planificación legislativa, cuando impulsa un proyecto como este".

Por su parte, Francisco Vallejo ha manifestado que, sin duda, con el dictamen del grupo de trabajo se ha dado un paso muy importante que es "ambicioso" en su diseño final, pero "prudente y creíble" en su recorrido. "Aquí no hemos planteado ninguna locura", según ha expresado Vallejo, recordando que una entidad de este tipo existe en la mayoría de los países Europeos.

"No se trata de nada ideológicamente revolucionario, sino de algo que es necesario y que debería de haber tenido el apoyo de todos los grupos políticos", según ha señalado el diputado socialista, para quien el PP-A no ha tenido ni un solo argumento para "decir no" a este proyecto, sobre todo cuando prácticamente la totalidad de los expertos y de organizaciones sociales y económicas que han pasado por el grupo de trabajo lo consideran "necesario".

NO A LA FICHA FINANCIERA DEL BEF

Vallejo ha dado algunas detalles del debate en el seno del grupo de trabajo, como el hecho de que en ningún momento se ha entrado a debatir si se adquiriría la ficha financiera del Banco Europeo de Finanzas (BEF). "La idea es partir de algo nuevo, que no tenga detrás nada, sin ningún tipo de hipotecas", según ha indicado Vallejo, quien ha señalado que la intención es conseguir una ficha bancaria nueva.

También ha llamado la atención sobre el hecho de que los expertos que han comparecido en el grupo de trabajo hayan puesto de manifiesto que sería una "temeridad un banco público que apareciera de la noche a la mañana en una situación de crisis financiera, porque las posibilidades de impagados que podría tener si se prolongara la crisis serían muy altas". Ha señalado que el objetivo del ente público de crédito es no tener pérdidas y vivir de sus propios recursos.

Ha manifestado que como punto de partida de los fondos reembolsables que puede gestionar este instrumento están los 1.400 millones de los que se habló desde un principio y que se canalizarían vía presupuestaria.

Sobre este asunto, ha planteado un posible escenario en el que algunos de los instrumentos de la administración autonómica que actualmente gestionan fondos de carácter reembolsable dejarían "de tener sentido".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies