Rafael Navas traslada a Griñán su deseo de dejar la Cámara de Cuentas para incorporarse a su cátedra en la Universidad

José Antonio Griñán y Rafael Navas, en San Telmo
EP/JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 28/12/2010 17:58:30 CET

SEVILLA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero mayor de la Cámara de Cuentas, Rafael Navas, ha trasladado al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, su deseo de ser "relevado" en el citado cargo para incorporarse a su cátedra de Derecho Financiero y Tributario en la Universidad, según han informado a Europa Press fuentes del órgano fiscalizador.

Navas, que es consejero mayor desde 1996, ha sido renovado en dos mandatos como consejero, cada uno de seis años, a propuesta del grupo popular, que alcanzó en su día un consenso con el PSOE-A para que además fuera consejero mayor. En diciembre de 2008 culminó el mandato de Navas como consejero (junto a otros tres más) y como consejero mayor.

Desde entonces, Rafael Navas, junto a otro consejero propuesto en su día por el PP-A Eduardo Rodríguez Melgarejo, y a dos consejeros a propuesta del PSOE, Antonio Marmolejo Ledesma y Ricardo Sánchez Virués de Segovia, se encuentran en situación de interinidad en el órgano fiscalizador.

Pese a que los grupos parlamentarios de PSOE-A y PP-A anunciaron un acuerdo el pasado mes de mayo para renovar la composición este órgano, mediante una modificación de su ley reguladora a través de una proposición de Ley, hasta el momento no se ha producido ningún avance, y respectivamente se reprochan el bloqueo de la situación.

El asunto se paralizó precisamente después de días posteriores a ese acuerdo, se publicara en un medio de comunicación la posible incompatibilidad del catedrático granadino Antonio López Hernández para presidir la Cámara de Cuentas de Andalucía, a propuesta del PSOE-A. El PP-A demandó entonces a los socialistas que encargaran la elaboración de un estudio jurídico para analizar esta cuestión, antes de formalizar la que sería su propuesta de nuevos consejeros.

La proposición de Ley que ambos partidos pactaron y que fue registrada en el Parlamento contemplaba un cambio en la denominación de la figura del consejero mayor, que pasaba a ser presidente de la Cámara de Cuentas, y la creación de una vicepresidencia, sin que ello implicara un aumento del número de miembros de esta institución. Según el acuerdo, a los socialistas les correspondería proponer a la persona que ocupe la presidencia de la Cámara de Cuentas, mientras que a los 'populares' la que desempeñe la vicepresidencia.

Los cuatro afectados por la interinidad siguen desempeñando sus cargos hasta que se produzca la toma de posesión de los nuevos miembros de la Cámara de Cuentas, entre ellos el nuevo presidente, cambios que deberán atenerse a la Ley de Paridad que rige en las instituciones públicas, lo que implicará nuevas incorporaciones en el seno de este organismo.

El Reglamento del Parlamento andaluz establece que serán los grupos políticos los encargados de proponer a los nuevos miembros, cuyos nombramientos deben ser aprobados por mayoría de las tres quintas partes de los diputados. Los candidatos a ocupar la Presidencia, vicepresidencia y puestos de consejero deberán acreditar sus méritos para optar a los diferentes puestos y la propuesta deberá ser ratificada por el Pleno del Parlamento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies