Reprogramada la manifestación contra el "tránsfuga" de Guillena en busca de autorización de la Subdelegación

Actualizado 25/06/2015 18:27:24 CET

Los de Podemos reclaman a Javier Pisonero la entrega de su acta de concejal y que el alcalde dimita por haberse apoyado en él

GUILLENA (SEVILLA), 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La manifestación promovida en Guillena (Sevilla), para reclamar al concejal Javier Pisonero la entrega del acta de edil obtenida por la candidatura de Guillena Sí Se Puede, después de que desobedeciese a su asamblea y votase en la sesión de investidura en favor de la candidatura a la reelección del socialista Lorenzo Medina Moya, ha sido reprogramada y este viernes se celebrará sólo un acto de presentación, previo a la manifestación como tal, que se celebrará finalmente el viernes de la semana próxima.

Manuel Martínez, portavoz municipal de Guillena Sí Se Puede, ha recordado a Europa Press que la citada manifestación está convocada por la plataforma ciudadana constituida en el municipio a cuenta del sonado viraje político de dicho concejal, explicando que aunque la movilización estaba prevista para este viernes, fue registrada en la Subdelegación del Gobierno con nueve días de antelación y no con diez días, como exigen las normativas.

Como consecuencia de este defecto de tiempos, este viernes se celebrará en la plaza del 8 de Marzo, el lugar elegido para comenzar la manifestación, un simple acto de "presentación" de la plataforma y del calendario de las movilizaciones, toda vez que la manifestación en sí se celebrará el próximo viernes 3 de julio, ya con la autorización de la Subdelegación del Gobierno.

Las movilizaciones, como hemos señalado, están destinadas a reclamar al concejal "tránsfuga" la entrega del acta y la dimisión de Lorenzo Medina Moya por "aceptar" el voto del mencionado edil, un voto que resultó decisivo para truncar el pacto a tres bandas acordado entre IU-CA, el PP y Guillena Sí Se Puede y permitir que los socialistas revalidasen la Alcaldía.

En Guillena, un municipio gobernado durante más de 30 años por Justo Padilla y después regido por su sucesor, el socialista Lorenzo Medina Moya, las elecciones municipales del 24 de mayo se saldaron con una nueva victoria del PSOE, que no obstante obtuvo ocho concejales, uno menos de la mayoría absoluta. IU-CA, de su lado, obtuvo cuatro, el PP tres y dos la agrupación electoral Guillena Sí Se Puede, promovida por Podemos.

SORPRESIVO GIRO

Lorenzo Medina Moya, aspirante a la reelección por el PSOE y de nuevo primer edil, había dicho a Europa Press antes de la sesión de investidura que IU-CA, el PP y Guillena Sí Se Puede negociaban un "entendimiento" para arrebatarle el poder, extremo finalmente abortado al votar uno de los dos concejales de Guillena Sí Se Puede a favor de la candidatura del PSOE, por lo que Lorenzo Medina se proclamó alcalde de nuevo en contra del pacto alcanzado entre las citadas fuerzas.

El voto de Javier Pisonero en contra del acuerdo de la asamblea de Guillena Sí Se Puede y a favor del PSOE posibilitó que Lorenzo Medina Moya conservase la Alcaldía, si bien ha despertado una cruda controversia en la que no pocas voces acusan al PSOE de "comprar" la voluntad de este concejal, toda vez que los socialistas lo niegan y defienden que Pisonero ha actuado por "decisión personal".