La Revuelta ve con "inquietud" el convenio del corralón de Pasaje Mallol y sopesa impugnar la operación

Publicado 12/06/2018 19:23:23CET

SEVILLA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Vecinal del Casco Norte de Sevilla La Revuelta ve con "inquietud" el convenio aprobado por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento hispalense, para su suscripción con la propiedad del recinto correspondiente a los números once y 13 de la calle Pasaje Mallol, respecto a los "plazos ciertos" para el desarrollo del proyecto destinado a rehabilitar este antiguo "corralón" de locales de artesanos y promover en el mismo 19 nuevas viviendas.

Según el acuerdo aprobado por el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo, recogido por Europa Press, allá por mayo de 2016 fue declarado "el incumplimiento del deber de conservar la finca con edificación deficiente" correspondiente a los números once y 13 de la calle Pasaje Mallol, en el sector norte del casco histórico de Sevilla.

Se trata de un recinto de 1.664 metros cuadrados construido "en planta baja, principal y segundo" y cuya distribución se organiza a partir de un amplio patio conocido popularmente como el "corralón", en torno al cual se ubican toda una serie de pequeños locales utilizados en muchos casos por artesanos para la elaboración de sus productos.

El caso es que después de que la Gerencia de Urbanismo incluyese este espacio en el registro de municipal de solares y edificaciones ruinosas e iniciase el procedimiento correspondiente a su venta forzosa, extremo impugnado por la vía Contencioso Administrativa, los propietarios de la edificación presentaron en noviembre de 2017 una propuesta de convenio de gestión destinada a "dar cumplimiento al deber de conservar la finca".

En concreto, la Cooperativa de Viviendas Pasaje Mallol 11, 13 y 15 contaría con un proyecto destinado a aprovechar el recinto correspondiente a los números 11 y 13 de la citada calle y además el número 15, para rehabilitar el complejo y además transformarlo en un espacio que conserve la planta baja para los usos de "corral industrial" definidos por el vigente planeamiento urbano, mientras la planta alta de la construcción acogería un total de 19 viviendas.

LOS PLAZOS

Dado el caso, merced al convenio aprobado, la Cooperativa de Viviendas Pasaje Mallol 11, 13 y 15 se compromete a solicitar la licencia de obras de este proyecto en un plazo de seis meses, contando con otro plazo de seis meses para arrancar las obras una vez concedida la autorización y un periodo de 30 meses para culminar este proyecto.

Frente a ello, la Asociación Vecinal del Casco Norte La Revuelta ha manifestado su "inquietud" ante los términos de tal convenio, pues el mismo "no alude en ninguna de sus líneas a la obligación del propietario de construir en este espacio talleres artesanales con posibilidad de vivienda en planta alta, como marca la norma urbanística de la ciudad", pues estas parcelas están catalogadas por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como espacios de "uso productivo".

Así, el colectivo expone que el convenio "no hace referencia al uso artesanal, sino que únicamente fuerza a la propiedad a cumplir unos plazos". "Si se concede licencia (de obra), la entidad vecinal se reserva el derecho de emprender acciones encaminadas a recurrir o impugnar tal licencia", avisa el colectivo, reclamando "garantías de que serán talleres artesanales con vivienda y no viviendas con posibles talleres".

Contador
Francisco Javier Fernández

Francisco Javier Fernández

Consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía

27/06/2018

Patrocinado por