Los Reyes se interesan por la progresión de las pymes en el sector aeronáutico en Sevilla

 

Los Reyes se interesan por la progresión de las pymes en el sector aeronáutico en Sevilla

Publicado 10/05/2016 15:29:11CET

SEVILLA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Los Reyes don Felipe y doña Letizia han inaugurado la primera incubadora de transferencia de tecnología aeroespacial, ubicada en el Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía, Aerópolis, en La Rinconada (Sevilla), donde se han interesado por la capacidad de proyección y progresión de las empresas, especialmente de las pymes, para su desarrollo en el sector aeronáutico.

Los Reyes, acompañados de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, han visitado las instalaciones de la incubadora, departiendo con algunas de las seis empresas que ya están siendo 'incubadas', como Win Inertia.

Posteriormente han visitado la sede del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (Catec) y han departido con empresas del sector en un encuentro informal en el Centro de Empresas de Aerópolis. En esta visita también estaban presentes el presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, el delegado del Gobierno en Andalucia, Antonio Sanz, y el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, además de dirigentes empresariales.

Durante esta visita, los responsables de Aerópolis les han explicado el funcionamiento del parque --donde hay instaladas más de 80 empresas de los sectores aeronáutico y espacial--, así como la marcha de la incubadora, puesta en marcha recientemente por la Cámara de Comercio de Sevilla y la Fundación Incyde --Instituto Cameral para la creación y Desarrollo de la Empresa--, las cuales han iniciado hace un mes el programa de comunicación para que se incorporen las empresas interesadas.

En ese sentido, el director de la incubadora, Antonio del Cura, ha explicado que los Reyes "se han visto sorprendidos de forma favorable" y les ha "encantando" el proyecto del vivero, interesándose por el tipo de empresas aquí instaladas, o por cómo pensaban dar tratamiento a problemas de financiación de las empresas una vez que hubiera terminado la estancia en el vivero y le ha parecido interesante que está la incubadora en este sitio "donde se encuentra concentrada una parte importante de la industria aeronáutica andaluza", de forma que "es el sitio idóneo para poder ayudar a crear empresas, pues podemos contar con varios agentes de la investigación y la tecnología, junto a las habilidades existentes en el campo de creación de empresas y formación".

Del Cura ve "un honor" que los Reyes hayan inaugurado este vivero, pues "es un espaldarazo a la industria aeronáutica", de la que los Reyes han valorado su evolución en los últimos años.

El responsable del vivero ha explicado que actualmente hay seis empresas instaladas. Hasta la fecha se han incorporado a la incubadora los proyectos de Win Inertia, ORP Robotics, Aircraft Composites Engineering and Spots (ACES), C4F Company 4 Future, Marlo Tech y Aeropup Aircraft.

Del Cura ha explicado que el vivero puede ocupar hasta unas 40 empresas, de las que la mitad son empresas que desarrollan actividades industriales puras y fabrican productos y otras que se dediquen a ofrecer servicios o fabricar componentes.

Ha precisado que se está desarrollando un proceso de selección de empresas "bastante restrictivo", puesto que "son empresas tecnológicas y el sector aeronáutico está muy integrado verticalmente", de manera que "la validación tecnológica de los productos es algo muy importante". Ha precisado que el desarrollo de estos prototipos "suele costar tiempo", por que "hay que ser honestos a la hora de desarrollar proyectos donde ni ellos pierdan tiempo ni nosotros perdamos dinero de forma innecesaria".

Del Cura espera que en un tiempo prudencial, un máximo de dos años, esté completamente ocupado el vivero, pero resalta que "lo importante es que las empresas que incubemos tengan alto porcentaje de éxito", toda vez que en este sector "el efecto demostrador y de experiencia es importante, por lo que esperamos que en cuanto tengan éxito las primeras empresas, habrá más demanda".

Ha explicado que las empresas deben hacer un prototipo "que tiene que ser viable desde la perspectiva técnica y económica", de manera que "si no pueden construir ese prototipo en seis meses, la empresa tiene que abandonar el vivero, y si sale correcto, tiene dos años más para la etapa de preindustrialización, sabiendo que hay plazos mas largos para cuestiones de certificación, por lo que en casos excepcionales se puede prolongar la estancia hasta los cuatro años".

Del Cura ha recordado que esta incubadora está financiada en un 80 por ciento por los Fondos Feder comunitarios, por lo que no pueden cobrar pero sí compartir gastos del vivero, por lo que "no son precios de mercado", a lo que se suma la existencia de becas de patrocinadores, como la Universidad de Sevilla.

En el consejo asesor de la incubadora se incluyen Airbus, la Universidad de Sevilla, el clúster empresarial Hélice, el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (Catec) --que ofrece a los incubados sus instalaciones, con su tecnología más avanzada, y sus técnicos--, la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA), el propio Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía (Aeropolis) y el Banco Popular.

La incubadora cuenta, con una inversión de más de 1,6 millones de euros, el 80 por ciento de los cuales han sido aportados por los fondos Feder. Su objeto principal se centra en "la puesta en marcha y primera consolidación de empresas 'start up' ligadas al sector aeronáutico".

Cuenta con unas instalaciones, actualmente terminadas y que han iniciado las actividades, de más de 1.400 metros cuadrados en el corazón de Aerópolis, disponiendo de un conjunto de recursos especializados, de los que destacan "unas características claramente industriales, disponiendo de más de 600 metros cuadrados de nave industrial, equipada con puente grúa de hasta 10 toneladas; un espacio de incubación para un mínimo de 30 empresas y disponer de un mínimo de espacio para la autofinanciación".

ALGUNOS PROYECTOS

Durante su visita, los Reyes han conocido los proyectos de empresas como Win Inertia, que ha aplicado su simulador de un sistema eléctrico en tierra, creando un simulador del sistema eléctrico de un avión, para "poder corregir los problemas y situaciones que se producen", incluyendo un dispositivo de almacenamiento de energía para una mayor eficiencia energética. Según ha explicado el consejero delegado de la empresa Eugenio Domínguez, el Rey se ha interesado por el tiempo que pueda pasar el prototipo a ser producido a gran escala, algo que espera que ocurra en cinco años.

Por otro lado, también ha conocido prototipos de Catec, como los aviones remotamente pilotados, empleados en aviación civil y donde, a diferencia de los UAV, "siempre hay un piloto por detrás gestionado el control de la nave desde tierra, controlando todo el vuelo, con una estación de control". Estos aviones remotamente pilotados se usan como plataformas de pruebas para investigación, como "laboratorio volante", donde se prueban todas las tecnologías de vuelo.

Los Reyes también han conocido los llamados "robots ligeros", desarrollados por Catec, destinados a la investigación, sensorizados, con fuerza todos los ejes, capaces de adaptarse, que tiene múltiples aplicaciones, como la realización de trabajos aéreos, como traslados o montajes de estructuras o piezas en sitios inaccesibles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies