Rivas niega que su hijo entrase en Heineken por influencia suya y dice que sólo avaló las hipotecas

 

Rivas niega que su hijo entrase en Heineken por influencia suya y dice que sólo avaló las hipotecas

Publicado 04/02/2015 17:27:20CET

SEVILLA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

Antonio Rivas, otrora delegado provincial de la Consejería de Empleo en Sevilla e imputado en la investigación de la presunta administración fraudulenta de la partida presupuestaria 31L de los fondos autonómicos, ha defendido este miércoles que su hijo Manuel comenzó a trabajar en Heineken España "como puede entrar cualquier otra persona", negando así que mediase su influencia y asegurando que en las hipotecas de sus hijos, su único papel es el de avalista porque "las pagan ellos con sus nóminas y sus cuentas".

La juez instructora del caso, Mercedes Alaya, ha dictado un nuevo auto después de que la Guardia Civil le haya entregado sendos informes sobre la situación patrimonial del exconsejero de Empleo Antonio Fernández y del exdelegado provincial de Empleo en Sevilla Antonio Rivas, informes que tratan además los entornos familiares de ambos. Con relación a Rivas, la juez ordena a la Guardia Civil y a la Intervención General que realicen un informe sobre la ayuda de 16 millones de euros concedida por la Junta de Andalucía a Heineken España, y requiere a la Benemérita para que aporte "el contrato o contratos de trabajo del hijo de Rivas, M.A.R.R., en Heineken España, empresa en la que estuvo dado de alta desde el 4 de abril de 2005, aún siendo menor de edad, hasta 2010, percibiendo ingresos sin contar con estudios universitarios, al menos durante la mayor parte de dicho periodo, ascendentes a 182.118,88 euros".

También solicita que, "no habiéndose aportado ninguna cuenta bancaria" del hijo de Rivas, nacido en octubre de 1987, "informe sobre la compra en 2013 de los dos inmuebles propiedad de este último".

LAS HIPOTECAS

Asimismo, requiere a la Guardia Civil para que informe "de los pagos de la hipoteca que grava la vivienda" de otra hija de Rivas, V.R.R., hipoteca constituida en 2008, cuando la misma contaba con 20 años y de la que son fiadores Antonio Rivas y su esposa, así como de los pagos de la hipoteca suscritas por otras dos de sus hijas, M.C.R.R. y M.A.R.R., en la que también aparecen como fiadoras Rivas y su mujer.

Frente al contenido de este auto, Antonio Rivas ha manifestado a Europa Press que él ha hecho "lo que hace cualquier padre", es decir "avalar las hipotecas de los hijos, porque los bancos dan dinero a quien tiene dinero, no a quien no lo tiene". En ese sentido, ha defendido que él, como delegado provincial de la Consejería de Empleo en Sevilla, no tuvo papel alguno en la subvención autonómica de 16 millones de euros concedida a Heineken España. "Yo no he participado en nada de la subvención a Heineken España. No la he resuelto ni la he dado", ha aseverado explicando que ante el posible traslado de la empresa a Madrid, mediaba el posicionamiento del Ayuntamiento de Sevilla y del Parlamento de Andalucía a favor de articular medidas para que la empresa permaneciese en la capital andaluza.

"ÉL NO ERA MENOR PARA TRABAJAR"

"Hubo instrucciones del Gobierno (andaluz) a la Consejería (de Empleo) de que Cruzcampo se quedase en Sevilla y al final mantuvo la actividad y los puestos de trabajo", ha explicado Rivas, según el cual tales instrucciones habrían sido recogidas por la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social. En ese sentido, ha asegurado que fue después, cuando Heineken España requirió más personal, cuando su hijo M.A.R.R. "solicitó" un puesto de trabajo en la empresa. "Él entró, hizo un curso de formación y entró como peón en los almacenes y después hizo un curso de carretillero y fue carretillero", alega avisando de que el Estatuto de los Trabajadores permite la actividad laboral a partir de los 16 años. "Él no era menor para trabajar. Entró a trabajar como puede entrar cualquier persona y para ser peón o carretillero no hace falta titulación académica", ha dicho.

Igualmente, ha asegurado que M.A.R.R. tiene una vivienda en propiedad y no dos y respecto a las hipotecas de sus descendientes, ha defendido que él simplemente les avaló a la hora de firmar los contratos de préstamo hipotecario. "Mis hijos están pagando sus hipotecas con sus nóminas y sus cuentas", ha enfatizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies