Salud admite que están estudiando los contratos con las empresas de ambulancias tras presuntos fraudes de Jaén y Málaga

La consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero
EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2013 16:33:40 CET

SEVILLA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha confirmado este viernes que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) está revisando los contratos con las empresas del sector concertado de las ambulancias en la comunidad "como elemento de mejora de la eficiencia", si bien también tras detectarse un posible fraude en la prestación de los servicios de la empresa Pasquau, adjudicataria de este transporte en el Hospital de Jaén, y un "comportamiento irregular" de la misma empresa en el Clínico de Málaga puesto de manifiesto por los trabajadores de este centro hospitalario.

A preguntas de los periodistas en Sevilla, Montero ha concretado que la mencionada empresa "opera en Jaén y Málaga", si bien ha puntualizado que los hechos acaecidos en Jaén "no tienen relación" con los de Málaga. Así, ha detallado que los hechos de Jaén tienen que ver con la "presunta falsificación de la firma del director económico del complejo hospitalario produciendo facturas falsas", los cuáles "ya están en conocimiento del Juzgado".

"Son hechos que no se conocían y que se ha detectado cuando (las facturas) nos viene por el banco, ya que esta empresa había hecho un confirming", ha relatado Montero, quien ha recordado que a este tipo de servicio financiero (el confirming) se suelen acoger aquellas empresas que necesitan obtener antes liquidez de los pagos que tienen pendientes con la administración, por lo que la deuda del SAS pasa ahora al control del banco.

Preguntada a cuánto ascendería lo defraudado, ha admitido que "no está cuantificado", precisamente porque "el mecanismo que parece que la empresa ha utilizado es el de vender sus cobros al banco (confirming)", si bien ha querido dejar claro desde el SAS "evidentemente no se han abonado esas facturas y estamos a expensas de lo que marque el juzgado".

Respecto al caso del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, ha señalado que está ya en marcha una investigación interna para comprobar otra "sospecha de fraude" respecto a la prestación de los servicios que tiene contratada la misma entidad. Para ello, se ha solicitado a la empresa toda la información necesaria, que en un principio no ha colaborado.

Por ello, ha aclarado que se ha solicitado a la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios, "con lo que la empresa está obligada a contestar", que compruebe si realmente el servicio que se ofrece es el acordado mediante concierto.

"Los trabajadores de la plantilla de ambulancias del Clínico de Málaga lo que dicen es que se está produciendo un fraude de contrato porque el número de vehículos que tienen que poner a disposición del SAS son inferiores a los que realmente está haciendo el trabajo", ha recalcado Montero, quien ha insistido en que, a raíz de esta denuncia de los propios trabajadores, "el Hospital Clínico le ha pedido (a la empresa) la documentación, pero, al no colaborar ésta, el caso se ha trasladado a la Inspección de Servicios Sanitarios".

"De todas formas, se está revisando los contratos con las empresas del sector (en la comunidad), ya que es uno de los elementos de mejora en la eficiencia que estamos trabajando en los últimos tiempos desde el SAS", ha declarado Montero, quien ha advertido de que, "a veces, nos llegan desde los propios comités de empresa informaciones acerca de que la dirección de la empresa les están repercutiendo a ellos más bajadas salarias o despidos que los propios esfuerzos que está pidiendo el SAS".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies