Salud inmoviliza 26 lotes de 'Depuralina', un producto de adelgazamiento del que se sospecha efectos adversos

Actualizado 09/04/2008 17:43:20 CET

SEVILLA/MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud andaluza ha incautado e inmovilizado hasta el momento 26 lotes de 'Depuralina', un producto constituido por una mezcla de semillas, plantas, frutas y otros componentes biológicos, destinados, según la publicidad del mismo, al adelgazamiento y a la mejora del tránsito intestinal, además de otros aparentes beneficios.

Fuentes del departamento del ramo consultadas por Europa Press avanzaron que los lotes inmovilizados se han encontrado "principalmente en herbolarios", si bien reconocieron que también se han encontrado varias partidas "en establecimientos farmacéuticos".

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha instado a las comunidades autónomas a inmovilizar este producto, de la empresa Cátaro-Nopal SL, por las irregularidades detectadas en la inscripción de la empresa en el Registro General Sanitario de Alimentos e Industrias Alimentarias, según informó el Ministerio de Sanidad.

La AESAN inició las indagaciones acerca de este producto a raíz de que las autoridades portuguesas comunicaran el 2 de abril, a través de la Red de Alerta Europea para Alimentos (RASFF), la sospecha de que 'Depuralina' podría haber producido efectos adversos, concretamente anafilaxis y hepatotoxicidad, en tres consumidores en su país. Ni la AESAN ni el Centro Nacional de Epidemiología tienen constancia hasta el momento de que existan afectados en España.

A raíz de esta comunicación, difundida por la AESAN a través de la Red de Alerta Alimentaria las autoridades autonómicas competentes iniciaron la localización e inmovilización cautelar de los lotes señalados como sospechosos por las autoridades portuguesas.

Según Sanidad, se ha comprobado que la empresa Cátaro-Nopal, que comercializa este producto, se encuentra en situación irregular, ya que no figura inscrita en el Registro General Sanitario de Alimentos (RGSA), por lo que su actividad es ilegal. También presentan irregularidades las empresas colaboradoras de Cátaro-Nopal: Ecología, Nutrición y Salud SL y ANUR SL, ya que no concuerdan sus datos registrales con las actividades que desarrollan.

La agencia precisa que "la situación irregular de la empresa afecta al nivel de confianza que cabe depositar en los productos que elabora y comercializa". Por ello, más allá de la inmovilización cautelar inicial, las comunidades autónomas, de acuerdo con la AESAN y en aplicación del principio de precaución, han extendido la inmovilización al resto de productos de esta empresa.

Además, la autoridades españolas mantienen contacto permanente con las autoridades portuguesas, a las que se ha solicitado que informen a España de los resultados de sus investigaciones epidemiológicas y toxicológicas.