Salud prevé que el 'pico' de gripe se registre en las primeras semanas del mes, pero matiza que la tasa está siendo baja

Actualizado 05/01/2007 13:24:55 CET

SEVILLA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Vigilancia de la Gripe en Andalucía prevé que el número de casos de gripe por cada 100.000 habitantes alcance su 'pico' en la presente temporada 2006-2007 "entre la primera y la segunda quincena del presente mes de enero", según apuntó el responsable de vacunas de la Consejería de Salud, Fermín García, quien, con todo, subrayó que las tasas de gripe que se están registrando hasta la fecha "son bajas".

En declaraciones a Europa Press, Fermín García destacó que el comportamiento de la gripe en la presente temporada es "similar" al de la anterior campaña 2005-2006, cuya incidencia fue "especialmente baja", y en comparación con otras campañas como la de 2004-2005, período en el que se llegó a alcanzar de 'pico' los 250 casos por cada 100.000 habitantes.

Así, y a modo de ejemplo, aludió a los 22,5 casos por 100.000 habitantes registrados en la semana 51, comprendida entre los días 18 al 24 del pasado mes de diciembre.

En cuanto a la ratio de casos que marque, previsiblemente, el pico máximo de gripe entre la población andaluza a lo largo de este mes de enero, dicho experto en vacunas y pediatra explicó que "es prácticamente imposible predecir cual será la tasa concreta", ya que, según aclaró, "dependerá de variables como la climatología, cuyo comportamiento no podemos predecir a ciencia cierta".

Aún con todo, confió en que los casos no aumenten ostensiblemente en el mes de enero --que se suele corresponder con el de mayor incidencia de gripe--, al comportarse el virus de la gripe en lo que va de esta campaña "de forma similar" a la anterior.

Así, y atendiendo a estos parámetros, resaltó que en la última semana de enero de la campaña 2005-2006 "se registraron 50 casos por cada 100.000 habitantes", mientras que en la última de febrero la tasa apenas varió "con 52 casos por 100.000".

Además, explicó que otras variables "como el número de personas vacunadas o la virulencia de la cepa" juegan a favor de esta previsible tasa moderada, ya que las cepas del virus contenidas en la vacuna son "similares" al año anterior, aunque con pequeñas variaciones, tal y como ya explicó la directora de Salud Pública, Josefa Ruiz, durante la presentación de la presente campaña de vacunación.

TEMOR A CAMBIOS BRUSCOS DE TEMPERATURA Y TASA ACUMULADA

De igual forma, señaló que el número de personas vacunadas "es más alto que en anteriores campañas, por lo que la efectividad de la vacuna se sitúa entre un 70 y un 80 por ciento", a lo que prosiguió que "los años más calurosos suelen ser más benignos para no contraer la gripe". Pese a todo lo dicho, Fermín García puntualizó a Europa Press que un cambio brusco de temperatura "es un factor de riesgo que aumenta el número de casos".

Respecto a la tasa de incidencia acumulada en esta campaña, apuntó que en lo que va de temporada se ha alcanzado 139 casos por 100.000 habitantes, "esto es, que hasta la fecha 139 personas de cada 100.000 ya han pasado la gripe".

SÍNTOMAS

La gripe es una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias producida por el 'virus influenza'. El proceso gripal se inicia tras un periodo de incubación de unas 48 horas, y suele manifestarse con un comienzo brusco de dolores de cabeza, fiebre, escalofríos, dolor muscular, malestar general y síntomas de afectación respiratoria como tos seca y dolor de garganta.

La vacunación es la principal estrategia para la prevención de la gripe, ya que permite evitar en torno a un 60 por ciento de hospitalizaciones y el 80 por ciento de fallecimientos por complicaciones tras la enfermedad.

Por ello, la Consejería de Salud puso en marcha el pasado mes de octubre la campaña de vacunación contra la gripe 2006-2007, con una distribución de 1.412.305 dosis de vacunas, lo que supuso un incremento de un 16 por ciento respecto a la temporada anterior, con 202.305 dosis más.

La Junta dispone del Grupo de Vigilancia de la Gripe en Andalucía, constituido por un laboratorio de referencia ubicado en Granada y una red de 128 médicos que, distribuidos por toda la comunidad, informan semanalmente de la situación epidemiológica de la enfermedad durante la temporada de gripe.