Sánchez Rubio aboga por "analizar qué paso" en Lebrija y "poner los instrumentos para que no vuelva a pasar"

 

Sánchez Rubio aboga por "analizar qué paso" en Lebrija y "poner los instrumentos para que no vuelva a pasar"

Publicado 11/12/2015 14:56:56CET

SEVILLA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha afirmado que "hay que analizar qué paso" en el caso de la mujer de 37 años de edad que fue asesinada presuntamente por su exmarido, que tenía en vigor una orden de alejamiento, en la localidad sevillana de Lebrija, y "poner todos los instrumentos para que no vuelva a pasar".

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, la consejera ha expresado "la mayor y más enérgica repulsa" a las situaciones de violencia de género, toda vez que ha señalado que cualquier asesinato de cualquier mujer víctima de violencia de género "tiene detrás muchos años de sufrimiento de ella y de toda una familia", por lo que "hay que condenarlo y tomar medidas", por "esto es tan importante denunciar".

"Esta señora denunció, pero hay otras muchas que precisamente por haber denunciando no han terminado siendo asesinadas", afirma Sánchez Rubio, que ha recordado que de las 51 mujeres que han muerto en España por este causa, "solo el 10% había denunciado". Por tanto, insiste, "hay que denunciar y después hay que arropar y proteger a las mujeres desde todos los ámbitos", por eso el acuerdo del Consejo de Gobierno de plantear un pacto de Estado para la erradicación de la violencia de género "es importantísimo".

Así, y preguntada sobre qué ha fallado en el caso de la mujer de Lebrija, la cual había denunciado, Sánchez Rubio ha señalado que es muy importante "analizar, cuando se produce algún tipo de asesinato, qué ha ocurrido para que llegue a ocurrir esto y tomar las medidas para corregirlo", pero "también es cierto que a pesar de la orden de alejamiento este hombre ha asesinado finalmente a esta mujer".

"Hay que analizar que pasó y poner todos los instrumentos para que no vuelva a pasar", insiste sobre el caso de Lebrija la consejera, que afirma que "hay que corregir muchas cosas", pero que existe "una ley muy buena", la ley de 2004 de lucha contra la violencia de género, que "hay que desarrollar hasta el final en todos sus extremos", destaca.

"Lo que haya que corregir se corrige, y sobre todo hacerlo aunando esfuerzos y de manera conjunta, que la sociedad lo entienda como parte de su problema y que los maltratadores y los asesinos sepan que no van a tener ningún amparo, ni ningún tipo de compasión, que va a haber tolerancia cero por parte de la comunidad y de todas las instituciones", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies