La CHG aprueba un desembalse provisional de 500 hectómetros cúbicos para la próxima campaña de riego

Actualizado 09/02/2007 16:44:18 CET

La dotación supone el 80 por ciento del volumen real disponible, una vez descontados los recursos destinados a abastecimientos y caudales

SEVILLA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La reunión del pleno de la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) aprobó hoy desembalsar un volumen neto de 500 hectómetro cúbicos, lo que puede suponer una dotación que oscila entre los 1.000 y los 1.500 hectómetros metros cúbicos por hectárea para la próxima campaña de riego en la cuenca.

En un comunicado remitido a Europa Press, la CHG informó de que el volumen total embalsado en el sistema de regulación general de la cuenca del Guadalquivir es de 1.388 hectómetros cúbicos a día de hoy, lo que sitúa los recursos al 29,4 pro ciento de su capacidad, y coloca a este sistema en situación de "emergencia", según establece en Plan Especial de Actuaciones de Alerta y Eventual Sequía.

Asimismo, precisó que la cantidad que se va a desembalsar supone el 80 por ciento del volumen real disponible, que es de 700 hectómetros cúbicos. Por lo tanto, este desembalse, realizado para atender las demandas de los regadíos de la cuenca del Guadalquivir, se ha autorizado en función de la situación de los "escasos recursos disponibles" en la actualidad y considerando las demandas de los abastecimientos adscritos al sistema y los volúmenes mínimos medioambientales que hay que garantizar.

La CHG indicó que sólo existen algunas excepciones donde la dotación podrá tener un carácter de normalidad, dada la situación de los recursos embalsados en algunos sistemas de explotación concretos, como ocurre con las zonas regables del Viar y Bembézar, situadas en la zona más occidental de la cuenta y que se han visto favorecidas por las aportaciones de las lluvias en los embalses de estos sistemas.

Igualmente, las medidas adoptadas hoy podrán ser revisadas en posteriores reuniones de la Comisión de Desembalse, en caso de que se produjesen cambios significativos en los volúmenes de agua embalsados en el sistema de regulación general de la cuenca del Guadalquivir.

Además, la CHG también ha solicitado a las empresas abastecedoras los planes de ahorro que establece el Plan de Sequía, para que el organismo de cuenca disponga de las medidas que se están adoptando para conseguir estos ahorros de recursos hídricos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies