El 40% de los presos al salir se encuentran "sin dinero y sin familia", según una asociación de reinserción

 

El 40% de los presos al salir se encuentran "sin dinero y sin familia", según una asociación de reinserción

Actualizado 04/03/2006 12:38:20 CET

SEVILLA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 40 por ciento de los ex presidiarios sevillanos se encuentran "sin dinero y sin familia" al salir de la cárcel, según comentó la Asociación para la inserción social 'Zaqueo', creada hace diez años con la finalidad de actuar en el campo de la marginación social y, específicamente, en la rehabilitación e incorporación social de personas que han estado o se encuentran actualmente cumpliendo condenas.

En una entrevista concedida a Europa Press, el coordinador de 'Zaqueo', Manuel López, señaló que dicha entidad ha reinsertado laboralmente a 29 ex reclusos en los últimos dos años y que a lo largo de su historia han pasado más de 500 presos y ex presidiarios por su centro, situado en la capital hispalense.

Según comentó, dichas instalaciones "dan respuesta a una necesidad y una demanda social, muy significativa como es la problemática que sufren estas personas cuando están terminando de cumplir condena, o más aun, cuando salen en libertad y se encuentran en un mundo que parece haberles dado la espalda y en el que vivir diariamente se convierte en ardua tarea".

López destacó que el objetivo de esta entidad sin ánimo de lucro es crear recursos y servicios específicos que faciliten la integración de los reclusos y ex reclusos en la sociedad, "a fin de ayudar a paliar la marginación y el deterioro personal derivado de esta situación".

En los programas de reinserción laboral, que cuentan con unas 60 personas al año, colabora muy estrechamente la fundación 'Integra', asociación sin ánimo de lucro que a nivel nacional actúa de nexo entre empresas e instituciones que trabajan con colectivos marginales para conseguir su reinserción laboral. Los trabajadores de 'Zaqueo', entre otras actividades, "llevan de la mano" a estas personas a realizar entrevistas laborales, "generándoles confianza en si mismos".

"SIN MEDIOS ECONOMICOS"

Sin embargo, desde hace ya varios meses, las actividades de esta entidad, entre las que se encontraban talleres de habilidades sociales, módulos terapéuticos y de búsqueda de empleo, se han visto reducidas "casi a la mitad" por la falta de medios económicos.

En este sentido, el coordinador de 'Zaqueo' criticó que, de las subvenciones que recibe de la consejería de Igualdad y Bienestar Social, "cada año van a menos", reduciéndose de 20.000 euros en 2004 a 13.500 euros en 2005. Asimismo, añadió que el Ayuntamiento "se encoge de hombros" y dice que "no hay dinero". De este modo, dicha asociación sobrevive hasta el momento, "gracias a la caridad de hermandades, ONG y algunos particulares", pero según comentó López, "esto sólo es una gota en el océano".

Además, a esto se une que en los próximos meses dicha asociación deberá abandonar el centro que ocupan y por el que han pasado más de 500 presos y ex presos, dado que su dueño no les va a renovar el contrato de alquiler. Si hasta entonces no encuentran otro lugar al que ir, "nos veremos en la calle".

López incidió también en que las instituciones "han cedido la tarea de reinserción de los presos a las ONG y no se encargan directamente de este asunto, sino con convenios y subvenciones". Al mismo tiempo, consideró que, a su juicio, el Estado debería invertir más dinero en "rescatar a personas" y no en construir las nueve cárceles que se están haciendo en estos momentos en España".

En este sentido, el coordinador de 'Zaqueo' señaló que "por cada preso que se reinserta laboralmente, se le ahorra al Estado más de 100.000 euros". PERMISOS CARCELARIOS

Desde sus inicios, este centro que acoge tanto a mujeres como a hombres y que cuenta tan sólo con siete plazas, registró en 2005 un total de 3.000 pernoctaciones. A sus instalaciones acuden tanto presos que disponen del segundo y tercer grado, como ex reclusos. En ellas, los visitantes pueden comer, cenar, ducharse y pernoctar. Asimismo, los presos que disfrutan del tercer grado acuden a sus trabajos y en este centro comen y se duchan, para posteriormente acudir a dormir a la cárcel.

Según comentó el coordinador de este proyecto, "hay personas que al no haber gozado de ningún permiso durante por ejemplo 14 años, luego a su salida, se han encontrado un mundo muy diferente y ésta es una de las causas por la que hay hoy en día tanta reincidencia".

En este sentido, López afirmó que "el permiso cura, siempre que esté bien establecido" y señaló que la gente "no comprende el carácter terapéutico de éstos".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies