Acosados de Bermejales retoman los contactos con la Justicia tras ser denunciados por robo, daños y amenazas

 

Acosados de Bermejales retoman los contactos con la Justicia tras ser denunciados por robo, daños y amenazas

Actualizado 11/03/2008 17:54:20 CET

SEVILLA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de la barriada sevillana de Los Bermejales que han acumulado más de 600 denuncias contra su vecina Concepción Castilla por supuesto acoso han retomado los contactos con la Justicia después de que Castilla les denunciara el pasado fin de semana por la supuesta comisión de delitos de robo, daños, acoso, intimidación y amenazas de muerte a ella y a su hija.

El portavoz de los vecinos afectados, José Antonio Alonso, expuso a Europa Press que las denuncias de la presunta acosadora derivaron de que ésta "se adelantó a la denuncia que nosotros íbamos a interponer contra ella el domingo por el tiroteo de la tarde del sábado".

En este sentido, Alonso alabó la actitud de la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 19, de guardia de incidencias el pasado domingo, que se comprometió a ponerse en contacto de nuevo con la Fiscal Jefe de Sevilla, María José Segarra, "porque hemos coincidido en que la situación no puede seguir así, por lo que seguiremos confiando por ahora en la Justicia".

La situación, lamentó el portavoz vecinal, "se agrava cada vez más", ya que "la chispa ha saltado" con el tiroteo del pasado sábado. "Estamos hartos y cansados de perder día tras otro en los juzgados", señaló, recordando que mañana tiene otro juicio y el viernes otros tres, "porque ahora empiezan todos a acumularse".

"Esto no es vida", incidió Alonso, que se reafirmó en pasadas declaraciones, cuando afirmó que "los vecinos se han reunido y han concluido que como no se ponga remedio por parte de las administraciones esto no tiene otro destino que la cárcel o el cementerio".

El suceso ocurrió alrededor de las 20.00 horas del sábado 8 de marzo, cuando tanto él como su hermano pequeño llegaban a casa después de pasar la tarde en la comisaría dando parte de otro enfrentamiento acaecido esa mañana. El yerno de Concepción Castilla, --relató--, les esperaba apostado en una ventana del edificio, "la misma donde tiene colocada la cámara con la que nos vigila, y sacó una pistola con la que disparó cinco tiros hacia donde nos encontrábamos", describió.

Según explicó José Antonio Alonso, él actuó "en defensa propia" y sacó "un palo que tenía guardado porque ya me espero de todo". En ese momento, se presentaron varias patrullas de la Policía, que había sido alertada por algunos vecinos que oyeron los disparos.

Fue entonces cuando uno de los agentes, según describió el portavoz, "se me acercó y me apuntó a escasos metros con una pistola, diciéndome 'quédate quieto'. Yo en seguida dejé el palo y pedí que por favor no me dispararan, que me quedaba quieto, porque cada vez me apuntaba más de cerca", siempre según la versión del citado. Finalmente, el agente "pidió perdón" a José Antonio y les dijo "que conocía el caso y que la fiscalía ya estaba denunciando los hechos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies