Allen Ruppersberg muestra en el CAAC 'One of many - Origins and Variants', una exposición para "mirar y leer"

Actualizado 22/06/2006 19:47:20 CET

El artista aborda la relación de su trabajo con su pasión por el coleccionismo de libros, carteles, recortes de prensa y necrológicas

SEVILLA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) muestra desde hoy hasta el 24 de septiembre la exposición del artista Allen Ruppersberg titulada 'Allen Ruppersberg. One of Many - Origins and Variants' (Allen Ruppersberg. Uno entre tantos - Orígenes y variantes), una muestra para ser "mirada y leída", según dijo hoy su autor, en la rueda de prensa de presentación que ofreció junto al viceconsejero de Cultura, José María Rodríguez, y al director del centro, José Lebrero.

La exposición, que también se ha presentado en la Kunsthalle de Düsseldorf y en el Dundee Contemporary Arts, aborda la relación del trabajo de este artista norteamericano con su pasión por el coleccionismo de libros, carteles, recortes de prensa, notas necrológicas, postales o películas y documentales educativos. Estos objetos han constituido siempre la "materia prima" de las obras de Ruppersberg que aplica sobre ellos una operación de revalorización y resignificación estética pues, al desplazarlos de su contexto "natural", les dota de connotaciones simbólicas y narrativas de las que carecían en su origen.

Vinculado a la primera generación de artistas estadounidenses que incorporaron en sus propuestas elementos procedentes de la cultura mediática desde un punto de vista crítico, el trabajo de Allen Ruppersberg (Cleveland, Ohio, 1944) propone una reflexión sobre las relaciones que se establecen entre conceptos aparentemente opuestos como la realidad y la ficción, la alta y la baja cultura, el espacio público y el espacio privado.

Ruppersberg destacó que su trabajo se basa en imágenes y textos, por lo que se puede "mirar y leer", aunque siempre dependiendo del tipo de obra, ya que ha confeccionado piezas que toman una dimensión conceptual, mientras que en otras se aprecia un mayor valor objetual. En este sentido, en referencia a los libros --parte importante de la muestra--, el artista señaló que "a veces el contenido está dentro del libro, mientras que en otras ocasiones lo que interesa es el diseño de la portada del volumen.

Además, reconoció que la presencia de este elemento en la exposición evidencia que "en una parte de mí se esconde un librero anticuario" así como el recuerdo de su paso por la facultad de artes visuales, en la que aprendió la relevancia del arte comercial y el diseño gráfico.

Ruppersberg, que a lo largo de su carrera ha recurrido a numerosas herramientas y técnicas artísticas --instalaciones, performances, dibujos, proyecciones en diapositiva, collages, vídeos--, utiliza recursos literarios, referencias autobiográficas y objetos de la cultura popular para repensar categorías estéticas como "autoría", obra artística o "espacio expositivo" y explorar los límites que existen entre un original y sus copias.

Su principal objetivo es propiciar "un tipo más democrático de objeto de arte" y ampliar el ámbito de los espacios expositivos, planteando un cuestionamiento integral de los mecanismos de producción, distribución y recepción de contenidos estéticos.

La muestra indaga en el particular modo de entender el hecho de coleccionar, seleccionar y presentar obras o artefactos de Allen Ruppersberg que, a lo largo de sus más de cuatro décadas de carrera, ha logrado configurar un extenso y variado archivo de textos y objetos que no sólo nos hablan de su vida personal, sino que también representan una especie de memoria colectiva de la sociedad contemporánea que va dejando su impronta en los productos desechables que genera.

Gran parte de su producción se ha basado en la idea de multiplicidad. Por un lado, ha creado piezas múltiples de determinados productos y objetos prescindiendo de la existencia de un original. Además, ha utilizado métodos de reproducción a gran escala para crear piezas "originales" o ha llevado a cabo "versiones únicas" (en forma de copias hechas a mano) de objetos que se producen en serie.

Partiendo de este compromiso con el formato de la multiplicidad como principio estructurador de su propuesta discursiva, Ruppersberg ha apostado por la realización de trabajos híbridos y transdisciplinares que le han permitido llevar sus obras fuera de los espacios expositivos tradicionales y construir un "tipo más democrático de objeto de arte" que no sólo se exhiba y venda en galerías y museos ("sino que pueda expandirse por el mundo y adquirir nueva vida").

Para esta presente muestra, Allen Ruppersberg ha preparado una instalación específica, 'These fragments.... 1968 - 2003' (Rheingold Collection) en la que ofrece una panorámica general de su trayectoria creativa desde finales de los años sesenta del siglo pasado hasta el momento actual, mostrando su particular mirada en torno a la relación que existe entre vida cotidiana y creación artística, entre la construcción de la ficción y la producción de lo real, entre la esfera de lo privado y el ámbito de lo público.

En 'These Fragments', Ruppersberg conecta y relaciona motivos e ideas de antiguos y recientes proyectos, colocando sobre dieciocho piezas de mobiliario teatral pintadas con colores chillones objetos que han formato parte de instalaciones como Al's Cafe, Al's Grand Hotel, The Fountain of Youth (La fuente de la juventud), How to Remember a Better Tomorrow (Cómo recordar un mañana mejor), Siste Viator --Stop Traveller-- (Siste Viator --Stop viajero--) o 'The Singing Posters'.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies