El Ayuntamiento niega que Emvisesa gestione las casas ocupadas de Torreblanca y recuerda el proceso judicial

Actualizado 27/01/2006 14:48:24 CET

SEVILLA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla ha negado que la empresa municipal de la vivienda (Emvisesa) ostente la propiedad o gestione las antiguas viviendas de protección oficial del barrio de Torreblanca que fueron ocupadas de forma ilegal por varias familias después de que sus legítimos moradores resultasen adjudicatarios de inmuebles promovidos por Emvisesa.

Fuentes de Urbanismo aseguraron a Europa Press que Emvisesa "no tiene nada que ver" con las casas que, según la asociación de vecinos La Casa del Barrio fueron ocupadas de forma irregular en el barrio de Torreblanca una vez que sus moradores abandonaron las viviendas para instalarse en las VPO de las que habían resultado adjudicatarios, pues la organización vecinal había afirmado que las viviendas públicas actualmente ocupadas ilegalmente habían pasado a manos de Emvisesa.

Las mismas fuentes precisaron que la empresa municipal de la vivienda no ostenta la titularidad o la gestión de estos inmuebles, aunque el colectivo de vecinos, encabezados por Juan Antonio Quirós, reclama que el Consistorio actúe contra este grupo de cerca de 30 familias que desde hace ya ocho meses ocupa estas viviendas de forma irregular.

Emvisesa ya había manifestado que la promoción de estas viviendas no había corrido a su cargo y descartó que este grupo de antiguas casas de protección oficial fueran a ser destinadas para realojos, con lo que indicó que la ocupación de los inmuebles está pendiente de resolución judicial por parte de los juzgados de Primera Instancia de Sevilla, donde se iniciaron las correspondientes acciones legales en julio de 2005.

Según el portavoz vecinal de La Casa del Barrio, Juan Antonio Quirós, los inmuebles ocupados se hallan en la zona conocida como "de los pisos blancos" y fueron ocupadas cuando sus moradores las "entregaron" a Emvisesa al ser adjudicatarios de otros inmuebles de promoción pública construidos en la zona. Concretamente, 135 viviendas en las zonas de Modecar y Torregrosa.

"Se hicieron 130 viviendas y casi el 90 por ciento se entregaron a vecinos de Torreblanca, que en su mayoría ya vivían en pisos públicos, que son los que están ocupados", precisó Quirós, quien criticó "el sistema de la patada en la puerta", algo que, a su juicio, sólo se hubiera podido evitar "si Emvisesa hubiera realizado la permuta directamente, pero no era posible porque había que reformar los pisos que quedaron libres".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies