Los imputados coinciden en que la "realidad" de la reunión no se corresponde con la grabación

Actualizado 15/02/2006 17:29:50 CET

No reconocen sus voces, alegando que la grabación está "manipulada" y que los políticos no estaban presentes "cuando se hablaba de dinero" Pavón: "Pondremos los medios para saber qué grado de manipulación política tuvo la Policía en la declaración de Gaviño"

SEVILLA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los imputados por un presunto delito de cohecho en el Ayuntamiento de Camas (Sevilla) que estuvieron presentes en la reunión del 18 de agosto de 2005 en el chalet del empresario Eusebio Gaviño --que grabó el ex militante de IU Francisco Javier Gordo, denunciante del presunto intento de soborno junto a la edil no adscrita Carmen Lobo-- negaron reconocerse en la audición de la cinta que tuvo lugar hoy, al coincidir en que la "realidad" de la reunión no se corresponde con la grabación.

El alcalde camero, Agustín Pavón; el empresario Eusebio Gaviño y los ex concejales del PP y del PA en Camas, Antonio Enrique Fraile y José del Castillo, respectivamente, procedieron a la escucha de la cinta aportada por Gordo al juez titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Sevilla, Luis Gonzaga del Oro, durante dos horas.

Con posterioridad, el quinto denunciado, el ex munícipe del PP en Castilleja de Guzmán (Sevilla) Aureliano Lucas, estaba también citado para escuchar la grabación de la supuesta conversación mantenida con Eusebio Gaviño, en el cual éste le habría puesto en contacto con Gordo, aunque finalmente dicha audición no pudo llevarse a cabo por problemas técnicos. El juez debe decretar nueva fecha para esta audición.

A su salida de los juzgados, el regidor de Camas, cautelarmente apartado de la disciplina de IU, manifestó que el contenido de la grabación "que hemos tenido el placer de oír" no hace sino ratificar que todo ha sido un "intento fallido" de que el alcalde y su equipo de gobierno cometieran un delito y quedaran desbancados, "pero hemos tenido la astucia, la honradez y la serenidad suficiente para no caer", añadió.

Pavón, en base a la declaración de Gaviño en la que éste manifestó una actuación irregular de la Policía Nacional, lanzó un mensaje al subdelegado de Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, responsable de los cuerpos policiales, al decir que "no vamos a permitir el más mínimo silencio en lo que sucede y pondremos los medios para saber qué intervención tuvo la Subdelegación y que grado de manipulación política tuvo la Policía en la declaración de Gaviño".

El alcalde, al respecto, dijo haberse "escandalizado" tras las primeras noticias sobre la comparecencia de Gaviño, "porque deja entrever que ha habido manipulación de la Policía y de la Delegación de Gobierno".

En la cinta, según Pavón se dicen "barbaridades", con trozos "sin correlación alguna". El regidor agregó que la reunión terminó con una "fuerte" discusión entre él mismo y el denunciante, ya que éste reprochaba al alcalde el trato dispensado a Lobo en el Pleno del Ayuntamiento.

PAVON INICIARA LA INHABILITACION DE LOBO

Asimismo, Pavón adujo que los asistentes en la reunión contaban con la promesa de Gordo de tratar de desbloquear la situación en Camas con una supuesta sentencia absolutoria de Carmen Lobo por estafa procesal --la edil fue condenada--, por lo que alegó que esperan la notificación de la sentencia condenatoria para proceder a la inhabilitación de Lobo, "la única concejal de Sevilla condenada a una pena privativa de libertad".

Los letrados coincidieron en que la grabación "se escuchaba francamente mal" y que el único reconocible es Gordo, según confirmó el abogado de Del Castillo, José Manuel Ramos, que criticó el hecho de que la grabación consistiera en una hora y media de duración, aproximadamente, cuando Gordo declaró haber grabado más de cuatro horas de cinta.

FRAILE TAMBIEN DENUNCIARA A LA POLICIA

También estuvieron de acuerdo en que no pedirán pruebas adicionales al juez de momento, así como en la posibilidad de solicitar el archivo de la causa al magistrado o de que el juez pueda decretar la efectuación de pruebas periciales de voz, ante la negativa de reconocimiento de todos los denunciados.

Gordo, según trascendió, llegó a pedir hasta 17 veces dinero, lo que prueba que "la reunión estaba planteada por el dinero, como una trampa". En este sentido, el letrado de Fraile y Lucas, Pedro Pérez Montero, abundó en la afirmación de que los "políticos" --es decir, Pavón, Del Castillo y Fraile-- "se levantaron cuando se empezó a hablar de dinero, pues estaban allí para tratar la supuesta sentencia absolutoria, y era imposible que entraran en aquel juego".

También hablo Antonio Enrique Fraile, que instó a los medios a preguntar al delegado provincial de Empleo, Antonio Rivas; a la ex alcaldesa de Camas, Encarnación Díaz; y al actual portavoz del PSOE municipal en Camas, Antonio Herranz, "por qué estaban hace un año en Punta Umbría reunidos con la edil Larrinaga, cuando se produjo la moción de censura".

Fraile quiso denunciar públicamente la actitud de la Policía en su detención, afirmando que llegarían "hasta todos los extremos" para poner de manifiesto su actitud.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies