Detectada en Sevilla una fiesta fin de año en barco con graves irregularidades

Actualizado 30/12/2016 9:59:03 CET

SEVILLA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla, en un operativo coordinado por la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores y la de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, ha desarrollado una actuación conjunta de inspección y evaluación de aquellos locales susceptibles de celebración de fiestas de fin de año y que pudieran incurrir en algún tipo de irregularidad administrativa. Para ello, se han supervisado cerca de cincuenta establecimientos y las inspecciones se han centrado en 13 de ellos.

Según informa el Ayuntamiento en un comunicado, este operativo se inició en septiembre de este año y se culminó en una primera fase en un edicto publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el 19 de noviembre, donde se dio cuenta de los requisitos para celebrar dichas fiestas. Con este patrón de normativas, Policía Local, Bomberos, Medio Ambiente, Urbanismo y otras áreas municipales, iniciaron las inspecciones correspondientes para controlar la legalidad de las celebraciones de Navidad.

Así las cosas, y a través de redes sociales, se detecta la publicidad de la celebración de una fiesta de fin de año en un catamarán en el río Guadalquivir, en Sevilla. Ante tal circunstancia, desde la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, hizo partícipe al Puerto de Sevilla de tal cuestión entendiéndose que esta embarcación tendría que cumplir las ordenanzas municipales independientemente de la legalidad de la navegación por el cauce del río.

Por tales hechos, Policía Local ha abierto un expediente, junto al Servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla, ante la posibilidad de que el citado catamarán intentase celebrar dicha fiesta fin de año y al no gozar de las preceptivas autorizaciones tanto del Puerto de Sevilla como del Ayuntamiento de la capital. Recuerda que cualquier espectáculo o actividad a bordo de una embarcación está sujeta a la licencia de dicha actividad por parte del Ayuntamiento, a los límites de ruido hacia el exterior y a la limitación horaria en actividades de este tipo.

En otro orden de cosas, el Puerto de Sevilla le ha notificado al titular de la embarcación que de no disponer de la autorización correspondiente sería considerada como irregular, al no cumplir con los requisitos exigidos. Del resto de actividades inspeccionadas en la ciudad de Sevilla, hasta la fecha, no se han detectado infracciones graves que pudieran impedirlas, salvo la del catamarán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies