Las familias desalojadas de la calle Calatrava alcanzan un principio de acuerdo con la promotora de las obras

Actualizado 15/02/2006 16:29:14 CET

SEVILLA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las siete familias que residían en el número 24 de la calle Calatrava de Sevilla capital, desalojadas a consecuencia de un derrumbe ocasionado por las obras que se ejecutaban en el inmueble contiguo, han llegado a un principio de acuerdo con la promotora de estas obras para que una vez que los técnicos municipales autoricen el regreso a las viviendas, los vecinos afectados acepten un nuevo realojo provisional en mejores condiciones y costeado por la promotora durante el transcurso de las obras.

Fuentes municipales informaron a Europa Press de que la mediación de la Oficina técnica de asistencia a inquilinos en situaciones de abuso (Otainsa), de la Gerencia de Urbanismo, ha propiciado un principio de acuerdo que aún debe ser ratificado por ambas partes de cara al realojo de las siete familias que el pasado viernes fueron desalojadas del número 24 de la calle Calatrava a consecuencia del derrumbe sufrido por el edificio.

Según las citadas fuentes, a partir de que los técnicos municipales certificasen la rehabilitación del inmueble siniestrado y autorizasen el regreso a las viviendas de Calatrava 24, las familias afectadas aceptarían ser realojadas de forma provisional pero en mejores condiciones que las actuales durante el periodo de obras que afectará al edificio contiguo a su bloque.

Así, este grupo de familias abandonaría el hostal en el que actualmente se aloja y recibiría nuevos alojamientos y una manutención que abonaría la empresa promotora de las obras. No obstante, los términos de este acuerdo aún deben ser rubricados por ambas partes ante Otainsa, que hoy auspició una nueva reunión entre las familias desalojadas y la promotora de las obras.

El pasado viernes, el número 24 de la calle Calatrava de Sevilla, ubicada en el casco histórico de la ciudad, sufrió un derrumbe que obligó a precintar este inmueble y uno de los edificios colindantes motivando el desalojo de las siete familias que residían en el número 24, que fue apuntalado a consecuencia de la aparición de grietas que podrían derivar de las obras que se realizaban en el ya mencionado inmueble contiguo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies