González-Vilardell dice que las agresiones a médicos se deben "a la enorme presión y la demagogia de derechos"

Actualizado 06/02/2006 15:19:04 CET

SEVILLA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, Carlos González-Vilardell, señaló hoy que las agresiones a facultativos en el ejercicio de su profesión se debe, fundamentalmente, "a la enorme presión que soportan los médicos", así como al hecho de "introducir demasiada demagogia acerca de los derechos del paciente".

En rueda de prensa, González-Vilardell, recién reelegido para otros cuatro años en su cargo de presidente de la entidad colegial, indicó asimismo que estas agresiones se registran "en momentos de tensión derivados del cansancio tanto de médicos como de pacientes", extremo que centró "en la enorme demanda asistencial que existe".

Según declaró el presidente del Colegio sevillano, esta presión asistencial "no permite que el acto médico se ejerza en condiciones", aspecto que el vicepresidente primero de la entidad colegial, Juan Bautista Alcañiz, achacó también "a que la sociedad se está volviendo más intransigente, ya que quiere que se le resuelvan sus problemas cada vez con más rapidez".

"A veces es imposible resolver los problemas tan rápido como se desea", insistió Alcañiz, quien pidió al hilo de ello que la sociedad "sea más flexible y comprenda nuestros problemas". En este punto, sostuvo a modo de ejemplo que "hay pacientes que tras esperar 15 ó 20 minutos en una cola montan un escándalo, si bien en otras colas como la que pueda darse en Renfe no pasa esto por esperar 15 ó 20 minutos".

"El problema es que hay una gran presión ciudadana y también asistencial en materia sanitaria", reiteró Alcañiz, al tiempo que González-Vilardell se refirió a que, "a veces, los presupuestos sanitarios no concuerdan con las prestaciones que hay que dispensar a la población", encontrándose el médico "en medio de una encrucijada".

Con todo, el presidente de la entidad colegial puntualizó que la sanidad que se ofrece en Andalucía "es magnífica en comparación con otras zonas". Aún así, sostuvo que "ello no quita que no existe precariedad como por ejemplo en la remuneración del facultativo".

Por último, afirmó que actualmente la entidad colegial "tiene abiertas más de una veintena de denuncias por agresiones físicas o verbales contra médicos" en en ejercicio de su labor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies