La Junta asegura que el paso de la tuneladora bajo Río Grande obedece a "razones puramente técnicas"

Actualizado 11/05/2006 17:24:13 CET

SEVILLA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Obras Públicas y Transportes y el ente público Ferrocarriles Andaluces aseguraron que los trabajos de perforación proyectados en el subsuelo del restaurante Río Grande, ubicado en la sevillana calle Betis, obedecen a "razones puramente técnicas", pues la dirección del negocio había denunciado que las tareas que se ejecutan en sus jardines habían sido programadas anteriormente en los terrenos del Real Círculo de Labradores y Propietarios.

Fuentes de la Consejería de Obras Públicas y Transportes señalaron a Europa Press que los trabajos de perforación proyectados en el entorno de la Plaza de Cuba para construir los túneles del Metro de Sevilla bajo el lecho del río Guadalquivir, fueron inicialmente dirigidos a la zona ocupada por el Real Círculo de Labradores y Propietarios, aunque esta ubicación fue modificada en función de "razones puramente técnicas".

En ese sentido, indicaron que la propuesta de modificación de la zona de perforación de la tuneladora del Metro de Sevilla partió de la Unión Temporal de Empresas (UTE) Metro de Sevilla y fue posteriormente aprobada por Ferrocarriles Andaluces y la Consejería de Obras Públicas y Transportes.

Los motivos de este cambio, según la Consejería, se basaron en que la zona del entorno de la Plaza de Cuba que actualmente ocupa el restaurante Río Grande ofrece "una mejor curva de salida" para la máquina tuneladora, que necesita avanzar a trazando curvas de al menos 250 metros a consecuencia de sus dimensiones.

Además, la opción de perforar los suelos ocupados por el Real Círculo de Labradores y Propietarios implicaba el paso "obligado" por los Jardines de Cristina, protegidos por una declaración de Bien de Interés Cultural aprobada por la Consejería de Cultura. Igualmente, los trabajos en esta zona habrían conllevado una serie de "riesgos técnicos" derivados de la "singularidad" de edificio del Museo de carruajes de Sevilla.

Es por esto que la UTE Metro de Sevilla propuso a la promotora del proyecto, la Consejería de Obras Públicas y Transportes, que los trabajos de la tuneladora se derivasen desde los terrenos del Real Círculo de Labradores y Propietarios hasta el otro lado del puente de San Telmo, donde se encuentra el restaurante Río Grande. "Razones puramente técnicas", señaló la Consejería.

EXPEDIENTE DE OCUPACION TEMPORAL

En cuanto a las acciones legales emprendidas por el restaurante Río Grande a consecuencia de la ocupación temporal de sus jardines para acometer trabajos de 'jet grouting', elevadas a las vías Penal y Contencioso-Administrativa, la Consejería recordó que el expediente de ocupación temporal de estos terrenos cuenta con la correspondiente autorización y contempla una indemnización para el restaurante.

Sobre la "tala" de palmitos en el jardín botánico denunciada hoy la propiedad del restaurante, los grupos municipales de PP y PA y la organización Los Verdes, la Consejería de Obras Públicas y Transportes aclaró que se ha tratado de la "poda" de las ramas de un palmito desviado 45 grados. En cualquier caso, las citadas fuentes recordaron que cualquier tipo de daño sería "indemnizado" en función de su correspondiente justiprecio.

Además, la Consejería de Obras Públicas y Transportes indicó que los operarios de la UTE Metro de Sevilla tienen la "directriz" de no talar ninguno de los árboles del jardín, contemplándose la opción de "replantar en el peor de los casos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies