El PSOE de Aznalcázar advierte de que estaba claro que Sánchez Romero daba "privilegios a sus familiares"

 

El PSOE de Aznalcázar advierte de que estaba claro que Sánchez Romero daba "privilegios a sus familiares"

Actualizado 27/01/2006 17:37:24 CET

AZNALCAZAR (SEVILLA), 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Aznalcázar (Sevilla), Dolores Escalona, afirmó hoy que estaba claro que la concejal andalucista Ana Isabel Sánchez Romero, miembro del Gobierno municipal de PP, PA e independientes, dispensaba "privilegios a sus familiares", en relación a la decisión del Ministerio Público de admitir a trámite la denuncia formulada por los socialistas acerca de un supuesto caso de tráfico de influencias.

En declaraciones a Europa Press, Dolores Escalona admitió que el PSOE "no tiene comunicación oficial" de la decisión del Fiscal de admitir a trámite su denuncia acerca de un posible caso de tráfico de influencias por parte de la concejal andalucista Ana Isabel Sánchez Romero, aunque señaló que ha ordenado a los servicios jurídicos del partido que "se interesen" por su remisión a los juzgados de Sanlúcar la Mayor.

Escalona consideró que la actuación judicial, recogida hoy por la prensa local y regional, pone de manifiesto que la concejal del PA dispensaba "privilegios hacia sus familiares" valiéndose de sus poderes como edil del Equipo de Gobierno. "Estaba claro que había unos manejos de unos a otros", aseveró la portavoz socialista.

En ese sentido, recordó que el PSOE ha solicitado ya la renuncia de la edil Ana Isabel Sánchez Romero alegando que los terrenos de la Huerta Escamilla, adquirida por cuatro familiares de la edil del PA cuatro meses después de su nombramiento, "eran suelos para la feria y para otros servicios públicos" antes de su recalificación.

El PSOE de Aznalcázar había presentado un escrito ante la Fiscalía de Sevilla para denunciar un caso de "tráfico de influencias" cometido por Anabel Sánchez Romero, cuyos familiares adquirieron en 2003 un terreno no residencial que fue recalificado en el Avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio, que se aprobó en octubre de 2004.

Se trata de una finca de cinco hectáreas conocida como Huerta Escamilla, contemplada en las normas subsidiarias como "terreno de feria y servicios" y de expropiación, que fue adquirida por 480.000 euros por cuatro familiares de la edil andalucista en octubre de 2003, "cuatro meses después de su nombramiento como concejal".

En el Pleno celebrado en marzo de 2005 se aprobó un convenio urbanístico con Benalija S.L., empresa de reciente creación, que adquirió este terreno "urbanizable ordenado" para la construcción de 172 viviendas libres una vez que el PGOU ya había recalificado los suelos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies