La sala pionera en impulsar la 'fiesta silenciosa' alaba la iniciativa y podría instaurarla esporádicamente

Actualizado 03/02/2008 15:46:22 CET

SEVILLA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La dirección de la discoteca 'Obbio La Sala Club', ubicada en la calle Trastamara, en el entorno de la estación de autobuses de Plaza de Armas de Sevilla, y que ha implantado de forma pionera en la capital hispalense el concepto de 'fiesta silenciosa' con una celebración en la madrugada de hoy, alaba la iniciativa y se muestra satisfecha, si bien relativamente, apostando por su instauración de manera esporádica.

El dueño de la sala, Miguel Muñoz, dijo a Europa Press que la afluencia de gente fue considerable en las primeras horas, algo que atribuyó, sobre todo, a la "novedad" de la medida, aunque admitió que "tras un rato de llevar los cascos esto puede resultar pesado". En determinadas horas se notó "algo de falta de público", lo que achacó a la celebración de los carnavales.

"La gente se quitaba los cascos, hablaba, había muy buen rollo", aseguró Muñoz que, no obstante, ve "complicado" que esta iniciativa pueda "cuajar" de manera definitiva como para una instauración diaria o semanal. "Lo ideal sería hacer una fiesta silenciosa cada cierto tiempo", apuntó.

Por ello, el dueño del local mantiene las conversaciones con los promotores de la marca, afincados en Málaga, con la finalidad de debatir sobre la posible celebración de otro evento de estas características "en un mes, más o menos".

De hecho, Muñoz desveló que su intención es contactar de alguna manera con el Ayuntamiento de Sevilla para exponer la idea, ya que considera que, en la lucha contra el ruido y las molestias vecinales por la movida, la fiesta silenciosa supone "una alternativa por la cual los consistorios deberían interesarse".

El mecanismo consiste en el suministro a los clientes del local de auriculares inalámbricos, conectados por láser a una fuente emisora de radio control, con la que se permite silenciar diferentes eventos en recintos abiertos y cerrados.

Esta experiencia, novedosa en Sevilla aunque ya aplicada en otras ciudades de España como Burgos, Mallorca, Alicante o Barcelona --la idea surge de una empresa malagueña, La Fiesta Silenciosa S.L., que organizó el primer evento de estas características el 25 de diciembre de 2005 en Torre del Mar (Málaga)--, obedece, según Muñoz, a una "preocupación por el derecho al descanso de los vecinos y el medio ambiente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies