Continúan ingresados dos de los heridos en la pelea en la discoteca de Gerena

Actualizado 06/02/2006 18:23:16 CET

GERENA (SEVILLA), 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Dos personas del total de ocho que resultaron heridas de diversa consideración tras registrarse una pelea en el interior de una discoteca de Gerena (Sevilla) siguen hospitalizadas, hecho por el que por el momento sólo existe una persona detenida, un joven de 21 años y vecino de Sevilla capital.

Los hechos ocurrieron sobre las 6.15 horas del domingo en la discoteca J.S. de Gerena, donde se registró un altercado de orden público entre dos grupos de jóvenes que provocó ocho heridos de diversa consideración, uno de ellos un joven sevillano que finalmente fue detenido como uno de los presuntos autores de varios pinchazos con un arma blanca.

En declaraciones a Europa Press, el técnico de la unidad de urgencias de Gerena, Alfonso Acuña, manifestó que se recibieron tres avisos de 112 por heridos de arma blanca. En el Centro de Salud se encontró con que el herido más grave era J.J.M.F. de 18 años e hijo de su pareja, quien estaba afectado en el tórax por una herida "que le había perforado el pulmón", otra en el abdomen y una más en la pierna. Además, había un herido por arma blanca en el abdomen, otro herido grave con un corte en la mano que le había afectado tendones y nervios, y un cuarto herido que no revestía gravedad.

Acuña contó que J.J.M.F. le dijo que esa noche "vio a su amigo en el suelo con sangre y acudió en defensa de ese chaval, momento en que recibió las puñaladas".

Según Acuña, las peleas "últimamente son normales en el pueblo", e hizo referencia a una pelea ocurrida el año pasado a las puertas de la misma discoteca que se saldó con la muerte de un joven, conocido de los heridos en esta ocasión. El técnico quiso agradecer al equipo de guardia de Gerena "por su profesionalidad".

Por su parte, uno de los jóvenes que resultó herido en la pelea, Jesús Roldán Sanz, comentó que estaban en la discoteca en una "noche normal" y que, tras una discusión, un joven al que "no había visto nunca" comenzó a "apuñalar a mis amigos", por lo que él le quitó la navaja y se cortó la mano. Este joven de 23 años tuvo que ser operado de los tendones de la mano izquierda y estar un día ingresado, y deberá esperar "cinco o seis meses" para recuperar la movilidad de la mano.

Roldán consideró que deberían "poner algo en las discotecas" para que no entren con cuchillos y, aunque señaló que "hay peleas en todas las discotecas en todos lados", piensa que con una navaja "te llevas a alguien por delante".

El padre de uno de los heridos, Juan Martínez López, explicó que a su hijo, J.M.M.F., de 19 años, la puñalada "no le afectó el riñón de milagro" y pidió que en los sitios públicos se pongan "detectores de metales" para evitar la entrada de armas. Además, afirmó que denunciarán el caso porque "no se puede ir así por la calle" y se preguntó si "llegaremos a ir cada uno con una pistola" y llegar a vivir "la ley del más fuerte".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies