Dos de las siete personas ingresadas por la salmonella de Palomares obtienen el alta médica

Actualizado 26/06/2007 13:52:20 CET

SEVILLA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Dos de las siete personas que permanecen ingresadas en el Hospital Comarcal de Bormujos (Sevilla), a consecuencia de la toxiinfección por salmonella provocada por la ingesta de tortilla en mal estado durante la celebración de una fiesta de fin de curso en el colegio de Educación Infantil y Primaria 'Vicente Aleixandre' de Palomares del Río, han sido ya dada de alta.

Según informó hoy en una nota remitida a Europa Press la Consejería de Salud, el resto de los hospitalizados, tres niños y dos adultos, permanecen aún hospitalizados en dicho centro, si bien evolucionan favorablemente.

En cuanto al origen de la toxiinfección, la Junta confirmó que se trata de una salmonella, cuyos síntomas cursan con fiebre alta, vómitos y diarrera, según se desprende de las muestras recogidas por los técnicos de salud.

Al hilo de ello, el departamento que dirige María Jesús Montero recordó que las altas temperaturas propias del verano obligan a mantener unos cuidados mayores en la conservación y elaboración de comidas, especialmente con los huevos y las mayonesas, así como con otros productos perecederos.

Así, recomendó el mantenimiento a baja temperatura de los alimentos refrigerados, ya que permite no sólo conservar las cualidades de los mismos, sino limitar la aparición de toxiinfecciones. Además, recordó que es importante lavar los alimentos antes de ingerirlos.

De igual forma, aconsejó adquirir los alimentos más sensibles al calor al final de la compra y utilizar bolsas isotérmicas para su traslado hasta el domicilio para evitar romper la cadena de frío.

RECOMENDACIONES

Asimismo, informó que los alimentos, una vez colocados en el frigorífico, deben respetar las zonas de frío: de seis a diez grados la mantequilla, los huevos y las salsas; de cuatro a seis grados los lácteos, quesos y pasteles; y menos de cuatro grados los pescados, las carnes y la charcutería. Además, el frigorífico no debe estar cargado en exceso y es importante respetar la fecha de caducidad de los alimentos, que deben ser observados en color y olor antes de la preparación.

Finalmente, Salud subrayó que la descongelación de los alimentos debe realizarse en refrigeración, elaborarlos de forma inmediata y nunca se procederá a la recongelación de los mismos.

Un total de 51 personas, entre niños y adultos, han pasado hasta el momento por los servicios de urgencias del centro de salud de Palomares y del Hospital Comarcal de Bormujos con un cuadro de estas características, a consecuencia de la ingesta de una tortilla en mal estado el pasado 20 de junio.