La Policía retira el dispositivo establecido en torno a la vivienda atracada en Los Remedios

Actualizado 02/02/2006 16:49:10 CET

SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha retirado, en torno a las 14.50 horas de hoy, el dispositivo policial establecido en torno al número 6 de la calle Génova, en la barriada de Los Remedios de Sevilla, que hasta ese momento permanecía acordonada por la Policía con la intención de tratar de capturar a los tres individuos que presuntamente cometieron un atraco en el inmueble.

Fuentes policiales informaron a Europa Press de que en un principio no se piensa volver a montar otro dispositivo a lo largo del día, se bien algunos efectivos policiales se quedaron por la zona controlando el tráfico y contribuyendo a 'aligerar' de viandantes y curiosos la zona.

Estos tres individuos, al parecer miembros de un grupo especializado en robos en el interior de viviendas y con acento andaluz, según la Policía --aunque se baraja la posibilidad de que alguno de ellos tenga origen rumano--, han entrado en el inmueble, cometiendo una serie de sustracciones tras las cuales se dieron a la fuga.

El número 6 de la calle Génova es un bloque de pisos particulares donde en torno al mediodía entraron los atracadores. Estos cometieron una serie de robos en el edificio, hasta que en uno de ellos, situado en la tercera planta de la construcción, la asistenta los sorprendió cuando se disponían a cometer el acto delictivo, por lo que prorrumpió en gritos.

Para evitar ser descubiertos, los individuos maniataron y amordazaron a la joven, para, acto seguido, proceder a arrancar la caja fuerte del piso y darse a la fuga con el botín, según declaró a Europa Press el propietario del inmueble violentado, José Miguel Mañas.

"El procedimiento fue el típico. Llamaron a la puerta, maniataron y amordazaron a la asistenta, registraron la casa, arrancando la caja fuerte de la pared, y finalmente se han escapado", dijo Mañas, quien también confirmó que la asistenta había sido trasladada al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla para ser tratada de diversos hematomas, tras ser intervenida en primera instancia, en torno a las 13.15 horas, por efectivos del 061, afectada de una crisis nerviosa.

El propietario afectado también informó de que la Policía pensó, en un principio, que los atracadores se encontraban aún en el edificio. Debido a esto, miembros del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) de la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local, procedieron al registro por completo del edificio, incluidos garajes y azoteas. La zona permaneció acordonada policialmente durante todo el proceso.

Fuentes vecinales y testigos presenciales de los hechos dijeron a Europa Press que la zona es "muy tranquila" y que no suelen ocurrir robos. Asimismo, también ofrecieron la opción de que los atracadores hubieran podido escaparse por las vías subterráneas de los garajes. La Policía tuvo que entrar en el domicilio violentado a través de una vivienda aledaña, debido a que la puerta era blindada.

Hasta el lugar se desplazaron asimismo dotaciones de los Bomberos de Sevilla, que se retiraron aproximadamente a las 14.00 horas, así como del servicio de emergencias sanitarias 061 para atender a las posibles víctimas, pues en un primer momento se especuló con la posibilidad de que existieran varios rehenes. En el lugar de los hechos se concentraron gran cantidad de viandantes interesados en conocer los hechos, ante el despliegue policial efectuado en la zona.